Ruta de viaje a Montenegro en coche: Itinerario, hoteles y experiencias chulis

Si estas preparando un viaje en coche por Montenegro, has llegado al sitio adecuado.

Es un país con distancias lo suficientemente cómodas, y las carreteras están en tan buen estado, como para poder hacerlo en coche por tu cuenta.

Además los precios de los alquileres de coche, son muy buenos comparados con otros países.

Así que sin ninguna duda, un Road Trip o viaje en coche por Montenegro es un acierto.

Puedes llegar a Montenegro bien desde Dubrovnik ( Croacia)…nosotros así lo hicimos gracias a un vuelo chollo que encontramos por 9 euros desde Burdeos con Volotea y no nos pudimos resistir.

Ryanair, también ha empezado a volar a Podgorica, la capital de Montenegro, desde Madrid y Barcelona, con lo que es cuestión de cuadrar horarios y precios

En la RUTA de 5 días + el Sexto de vuelta a Dubrovnik que hicimos, tuvimos lluvia y lo tomamos con tranquilidad, era un viaje más de relax, y al ser invierno a las 17,00 se nos hacía de noche…por lo que en verano este itinerario, madrugando más lo puedes condensar en 4 días, si eres de los que te gusta viajar con la lengua fuera…

Al contrario de lo que pasa en otras rutas en coche que hemos hecho a mata caballo, estamos empezando a cogerle gustillo al Slow Travel

Vamos al lío, y como compañero de viaje, yo a este lo acompañaría con esta Banda sonora:

Mejor época para viajar a Montenegro: Clima

Montenegro tiene un clima suave mediterráneo, como el español de la costa calatana o valenciana,  de mucho calor y humedad en verano, y no excesivo frío en los meses de invierno.

Recomiendo como mejor época para viajar a Montenegro, y evitar el calor extremo y turistas, o bien finales de septiembre-octubre, o bien mayo-junio, para disfrutar de días más largos, las terrazas y el mar, y menos probabilidad de lluvia.

No se si fue mala suerte, pero en noviembre llovió prácticamente cada día.

No había mucha gente, eso sí; pero a las 17,00 de la tarde ya era de noche y estaba todo prácticamente cerrado.

Cruzando la frontera de Croacia a Montenegro

Desde Dubrovnik hasta cruzar la frontera de Montenegro, en la ruta que seguimos a lo largo de la costa, hay unos 50 minutos en coche

Recuerda tener siempre a mano, no sólo tu pasaporte, sino también la documentación del vehículo, ya que en la frontera de entrada a Montenegro, hay control de todo, y no te dejaran pasar si falta algún documento.

Frontera de entrada a Montenegro

Si vas con coche de alquiler también tienes que enseñar el contrato que tienes con la compañía de renting.

No había demasiada cola, y cruzamos sin mayor problema.

OJO!!! Una vez sales de Croacia, y entras en MONTENEGRO, ya no estas en Europa, así que vigila con los datos del móvil, y las tarifas abusivas del roaming de las teleoperadoras españolas,

Para evitar sorpresas, nosotros quitamos la itinerancia de datos, y en el primer lugar que pudimos buscamos una Tarjeta de Datos, local,  que por 5 euros, teníamos un montón de Gigas.., no recuerdo cuantas pero es más de lo que tengo contratado yo con Vodafone al mes, así que tienes de sobra para hacer Stories todo el viaje y lo que quieras.

 

RUTA o ITINERARIO de VIAJE EN COCHE POR MONTENEGRO POR LIBRE

Esta ruta es cíclica desde DUBROVNIK, donde nosotros pasamos las tres primeras noches, haciendo una escapada a Bosnia.

 

Día 1. Dubrovnik a Kotor.

Una vez salimos de Dubrovnik, sin madrugar, como fue la tónica en este viaje, llegamos justo a desayunar a Cavat (maravilloso) todavía en Croacia, y paramos también en el Castillo de SOKOR, no me pareció nada del otro mundo, y debido a la distancia y la carretera, es algo que si no tienes tiempo, creo puedes prescindir en la ruta.

Entramos a Montenegro, cruzando la frontera sin ninguna complicación, como ya adelanté, y en ruta seguimos hacia Kotor, aunque antes teníamos previsto parar en  Herceg Novi.

Vuelvo a insistir que ojo con los datos del móvil una vez sales de Croacia, porque el cargo es automático con Google Maps

HERCEG NOVI:

Es una de las ciudades costeras más grandes, no tan masificada como Kotor, y que tiene un turismo más bien local.

Puedes visitar el casco medieval…y contemplar desde cualquiera de sus miradores, el azul intenso del agua del mar. Ya te empiezas a hacer una idea, de lo maravillosa y espectacular que es la Bahía de Kotor

Lo que sin duda te recomiendo, si eres un WINE LOVER, como nosotros, es hacer una cata de vinos en la Bodega Castel Savina

Ya no sólo por las vistas, el emplazamiento es WOW! la historia de la familia propietaria de las bodegas, y la calidad de los vinos, conocidos como vinos Boutique en el país, merecen la pena, aunque aviso que no es barato.

Si no quieres hacer el tour entero, bien merece la pena pasarte a disfrutar de las vistas y tomar algo.

Aquí tenéis la web de contacto para reservas http://castelsavina.me/

KOTOR

Para llegar a Kotor desde Herceg Novi, puedes seguir conduciendo, bordeando la carretera, con unas vistas y un panorama increible alrededor de la Bahía. El color azul del agua era bellísimo. En verano este es un tramo de retenciones y atascos.

Otra opción es tomar el Ferry que sale desde el puerto de Pekara Kamenari hasta Lapetane), por 4,5 euros, con el coche y en un trayecto en barco, también muy bonito, pero corto (10 minutos). Los barcos salen cada media hora y no es preciso reservar.

Vistas de la Bahía de Kotor desde el Ferry

Llegamos a Kotor, ya cuando empezaba a ponerse el sol, y aparcamos en un parking privado en la esplanada antes de las murallas por unos 15 euros al día.

Nos alojamos en el Hotel Historic Boutique Hotel, en la plaza central de la Torre del reloj. Mejor localización imposible.

Vistas desde la habitación del Hotel Historic Boutique

Tras ponernos cómodos, salimos a pasear, para situarnos en la ciudad, que es preciosa.

Y terminamos en un restaurante en la plaza cenando pizza y tomando unas birras, mientras Jordi veía un partido de la Champions del Barsa, como viene siendo de costumbre.

Nuestro hotel nos encantó, dentro de las Murallas, con vistas a la Plaza y un aire de burguesía veneciana en decadencia. Su situación lo hace un sitio para recomendar.

Día 2 Kotor-Buvda-Sveti Stefan

Este día es para tomárselo muy con la calma, y disfrutar de pueblos costeros que son una belleza medieval, con el escenario de la bahía de Kotor y el mar de fondo. En verano con la luz tiene que ser una pasada.

En Kotor, amanecimos con la idea de subir hasta el Castillo de San Juan, a través de las Murallas, dicen que es bastante exigente, nada más y nada menos que 1.350 escalones… nos encontramos con la entrada cerrada, por la lluvia, así que nos dedicamos a recorrer la Old Town.

Callecitas de Kotor

El lugar es de ensueño…lo único bueno de la lluvia, que boicoteó la mayor parte de nuestros planes, es que no había casi gente…

Hay un Free Walking Tour, con Montenegro Hostel, que sale desde la Torre del Reloj, todos los días a las 11, 00 y dura 1 hora y media, y te puedes apuntar AQUÍ.

Hay dos Iglesias principales, las ortodoxas de San Nicolas, y San Lucas, de visita obligatoria. Si no has asistido nunca a una misa ortodoxa, es un buen lugar para hacerlo y escapar del calor del verano o de los turistas.

La Catedral de San Trifón es simplemente imprescindible. Es un edificio imponente, una catedral católica del Siglo XII, que tras sufrir varios terremotos ha sido reconstruida en varias ocasiones. La entrada cuesta 2,5 euros por persona.

 

Catedral San Trifón

Otra característica de Kotor es que está lleno de adorables gatitos, tantos, que se dice que hay mínimo uno por familia, casa o tienda.

Es tal su reconocimiento y protección que hay hasta tienen el Museo del Gato, en Stari Grad número 371; entrada 1 euro por persona. Si en otra vida me reencarno en gato….buscaría la forma de llegar a Kotor para pasar mis días placenteramente allí.

Otro plan TOP, para hacer en KOTOR, además de recorrer la Muralla, es un Tour en Barco por la Bahía de Kotor, aunque es una turistada, la Bahía de Kotor, es Patrimonio de la Unesco y surcarla con solecito, y parando p en pequeñas localidades costeras, entre ellas Perast, es un planazo.

BUVDA

Habiendo conectado con Kotor, muy sorprendidos por la belleza del lugar, soñé mi vuelta en un día soleado y sin prisas….y se oye de fondo una músiquita celestial….

En menos de 30 minutos, llegamos a Buvda, que es el lugar de la fiesta Montenegrina, se le conoce como la Miami de Montenegro, y si das un paseo por el Puerto, sólo viendo sus yates, sabrás de que estoy hablando.

Es el típico lugar para veranear con amigos, pues además de ambiente nocturno, tiene playas con chill out, centros comerciales y restaurantes y cafeterías chulis, además de un casco histórico romano-medieval empedrado, que me recordó mucho al de Tarragona.

Una de esas casas diferentes y maravillosas del Casco Medieval de Buvda

Me ha encantado, que en todos los pueblos que visitamos hay una multireligiosidad presente y respetuosa, pues coexisten Iglesias cristianas, con las ortodoxas, que a mí personalmente me llaman mucho la atención por la viveza de sus colores, y la multitud de frescos y dorados del interior. Y las velas, muchas velas.

Será que lo que menos conocemos es lo que más nos maravilla. Y es que Montenegro es una caja de sorpresas.

Iglesia Ortodoxa de la Trinidad Santa en Buvda

Comimos en el restaurante Hemingway Bar y Restaurante, justo antes de la Ciudad Vieja, con un trato exquisito, wi-fi, carta moderna y desenfadada, lo apunte para recomendarlo.

De allí, se nos puso a llover, y tocaba decir adiós, a otro precioso lugar. La vida del viajero…

SVETI STEFAN

Ya desde la carretera, avistamos coches parados, y pronto supimos que se venía algo muy “tocho”.

Es una de las imágenes que sale siempre en los Catálogos de Montenegro o de cosas que hacer en el país.

Imagen de Sveti Stefan desde la carretera

Sveti Stefan es una isla privada, bueno más bien es un Itsmo, porque artificialmente se ha construido una estrecha pasarela, para poder llevar y cumplir todas las exigencias de los acaudalados huéspedes que se alojan en el hotel de 5 estrellas, que tiene la categoría de Resort de Lujo. Se llama Aman Resort.

Puedes pasar la noche allí por el módico precio de 600 euros.

Si tienes curiosidad por verla por dentro, hay tours guiados cada día a las 11,00 am y a las 14,00 am,  por 20 euros por persona.

Desde lo lejos, los tejados rojizos y estructura de las casas, me recordaron mucho a la ciudad antigua de Dubrovnik. Al parecer no le falta detalle y dentro está construida hasta una Iglesia, calles y plazas, como si desconectaras en un pequeño pueblo que ocupa toda la isla, y que en realidad es un resort de lujo.

Vistas de la Isla de Sveti desde la Playa

Sin tour, no te dejan acceder, por más que intentamos, pasar disimuladamente, hay un tío de seguridad, en la caseta al inicio del puente, que no pierde ripio, y sabotea cualquier intento de colarte.

Fuera de esto hay poco que ver, y hacer en Sveti, a salvo pasear por la playa, pues el resto son apartamentos y casas vacacionales.

Para cenar en Sveti Stefan, recomendamos dos sitios:

Olive Restaurant: el emplazamiento es brutal, con vistas al lado de la playa, y tienen pescado fresco, con cocteles, y música y servicio muy agradable

Mejor de precio y también muy recomendable, os sugerimos alojaros y cenar con vistas en el Hotel Adrovic, que está en la carretera y es donde nos alojamos.

En Montenegro el café con leche lo sirven en copas

Fue un acierto dormir allí. No era barato para ser “Montenegro” unos 75 euros la noche en temporada baja, pero el estandar de este hotel en Madrid o Barcelona, te hubiera costado el triple y la vistas y el desayuno fueron increibles.

Día 3.-Sveti Stefan-Cetinje-Podgorica

A la mañana siguiente, volvimos a hacer el intento de colarnos en la isla de Sveti, pero ese señor al que tienen contratado en la puerta, que era otro distinto del de la noche anterior, hacía muy bien su trabajo, y nos volvió a decir que no pasáramos.

Muy educadamente, eso sí, no saco perros ni nada…

Así que como no queríamos echar todo el día para ver el interior de la isla, seguimos nuestro camino, hacia el interior del país, pues nos quedaba mucho por vivir en ese día.

En la ruta hacia Cetinje, hay miradores, que te permiten abarcar la maravilla de la Bahía de Kotor y el Adríatico, en un litoral precioso.

Vistas desde la carretera

Verdaderamente creo que estamos ante un país que promete mucho a nivel turístico para todos los gustos.

CETINJE

Llegar hasta Cetinje (ellos lo pronuncian “cetinya”) y conocer la antigua capital de Montenegro, era otro de mis objetivos en este viaje.

Callejeando por Cetinje

Es el lugar donde tuvo lugar una de las épocas de mayor esplendor del país, y donde estableció su residencia, el rey de Montenegro, Nickola I

Hay una entrada combinada para visitar el Palacio Rector y los diferentes museos muy interesantes de visitar, entre ellos, Museo Nacional de Montenegro, dependiendo del tiempo que tengas.

En el Palacio Rector, es muy interesante hacer la excursión guiada, para conocer más sobre esta peculiar monarquía de vida efímera y moderna, pues sólo duro ocho años.

 

Monasterio de Cetinje

Otro lugar para visitar el Monasterio de Cetinje, de entrada gratuita, y la pequeña Iglesia de Vlatch, con un cementerio, y que presenta como curiosidad que la valla esta hecha con cartuchos de pólvora otomanos, reminiscencia de las guerras.

Iglesia de Vlatch

El centro de Cetinje, se distribuye en plazas y calles peatonales, con bastantes restaurantes, y cafeterías para hacer un alto en al camino.

Todo está muy cerca caminando, en un paseo muy agradable, me gustó mucho.

Se nota que nos hemos alejado de la zona más turística y aquí los precios bajan considerablemente.

Para comer, o simplemente tomar un cafe; el sofisticado Gradsza, de ambiente y decoración muy agradable es una buena opción.

Terracitas en Cetinje

Desde Cetinje, es muy popular una excusión que está a unos 40 minutos de distancia ( 19,9 km) ,el MAUSOLEO de Njegos, uno de los lugares más simbólicos del país y donde está enterrado Petar II.

Lo que lo hace especial, para los que no somos del país, no es la tumba en sí, sino el emplazamiento en lo alto del Monte Negro, que es el que le da el nombre al país, y da una panorámica de todo el Parque Lovcen.

Parque Nacional de Lovcen Foto de /www.turismomontenegro.es

Se dice que es una de las estampas más bonitas de Montenegro.

A nosotros nos empezó a llover como si no hubiera un mañana, así que volvemos a dejar anotado otra cosa que nos falta para cuando volvamos…

Montenegro nos quiere de vuelta, de eso estoy muy segura

No le vimos sentido sufrir en una carretera escarpada y sinuosa, que según nos dicen, es la que sube por la montaña con más de 20 curvas, con lluvia para llegar arriba y no poder ver nada por el tiempo, y con el peligro de sufrir un accidente.

En esta vida, hay que ser prácticos y contra las inclemencias del tiempo, lo mejor es adaptarse cambiando los planes a cosas que se puedan disfrutar con lluvia.

Así que nos vamos hacia Podgorica…

PODGORICA

Si alguien os dice que no paréis en Podgorica, que “es muy fea”, no le hagáis el menor caso...no sólo nos sorprendió, por todo lo que se puede hacer y la vidilla de restaurantes y cafeterías, sino que en mi bola de cristal, vislumbro, en unos años será una de las ciudades de moda europeas…

Vistas de Podgorica desde nuestro Airbnb

Podgorica es la capital de Montenegro, con 81.000 habitantes ( más o menos como Pontevedra-Galicia), y desde cuyo aeropuerto puedes aterrizar.

Os recomiendo, en primer lugar visitar la Oficina de Turismo de Podgorica, que esta situada cerca de la Plaza de la Independencia (Slobode 30, Podgorica). Donde mejor nos atendieron en toda nuestra ruta por Montenegro, y desde aquí felicito el gran trabajo de Nela Bosnić por facitarnos mapas, orientación y ayudar a organizar este viaje, sin ella esta etapa no hubiera sido lo mismo.

Cuando llegamos (lloviendo), nos había reservado un tour con un guía Oficial, que fue un gran descubrimiento para conocer la ciudad.

Sin un tour, a nuestra bola, no nos hubiéramos enterado de nada, a parte de que la lluvia nos hubiera obligado a pasar por alto muchas cosas, ya que las vistas desde los puentes,y los ríos, digámoslo de forma delicada…”han tenido tiempos mejores”…por eso las vistas no son las más apetecibles.

Volveremos!!

Nos empapamos de cultura y curiosidades como nos gusta a nosotros

Hicimos el recorrido por la Old Town, el barrio que se conoce como STARA VAROS, donde encuentras la Torre del Reloj, Mezquitas del Siglo XI, y hasta una Fortaleza Otomana.

Para mi gusto la Ciudad Vieja, precisa una renovación, los edificios del casco antiguo, están muy abandonados… pero tienen el potencial suficiente para convertirse en una de las capitales trendy.

Es cuestión, que empiecen a rehabilitar edificios, pintar graffitis, y abrir cafeterías cool. Aviso a inversionistas, porque todo llegará.

 

Pasear por la ribera y la confluencia de los ríos, que hacen las veces de “playa en verano”, con su chiringuito, y tomar un café o cenar en las modernas zonas de los alrededores de la Plaza de la Independencia, es un buen plan.

Os dejo el contacto de Dusan Drakic, porque si habláis inglés es una de las mejores opciones para no andar perdidos por la ciudad.

Podéis contactar directamente con él en su correo electrónico dusandrakic1987@gmail.com o en su perfil de Instagram Travel2Montenegro

A Podgorica le prometo una carta, un post, para convencer a todos aquellos, que creen “que no merece la pena parar”.

Día 4 Podgorica- Monasterio de Ostrog- Skadar Lake

Amanecimos en Podgorica, y además de la excursión que nos ofrecieron en turismo, contratamos un tour privado con Dusan para visitar al día siguiente el Monasterio de Ostrog.

Al principio dudamos si ir hasta Ostrog, al trazar la ruta de viaje, porque nos obligaba a subir a Podgorica,  que inicialmente no nos suscitaba ningún interés, y habíamos leído, que las carreteras eran muy malas, que había mucha gente… bla, bla , bla.

Lo mejor para quitarse las dudas de si merece la pena hacer el esfuerzo para ver o no una cosa….¡siempre es IR!!, Te equivocarás, te decepcionaras, o perderás tiempo de hacer otras cosas, pero nunca te quedará la duda de que habrá allí….de si era o no tan valioso para llegar.

This is Ostrog

En mi opinión, (para gustos colores) el Monasterio de Ostrog es un Must, un imprescindible en cualquier viaje a Montenegro. Luego no digas que no estas avisado.

Toda la info para llegar, entradas, horarios, pernoctar, restaurantes, etc, me remito al artículo que ya escribí, así que os lo linkeo.

Guía para visita el Monasterio de Ostrog, Montenegro

Después de Ostrog, nos proponen en Turismo hacer algo que nos gusta más que meter el dedo en una fondue de chocolate…..que es visitar una bodega!! Nosotros…..¿¿vino??….of course!!

El nivel de los vinos de Montenegro, es muy alto, aunque no se hable de ellos tanto como los franceses, y si buscas una experiencia de nivel, tienes que visitar SIPCANIK sí o sí, estando en Podgorica, a unos 10-15 minutos en coche del centro.

La Bodega SIPCANIK, por tanto es otra cita en tu agenda en Montenegro, pero ya no sólo para los aficionados al wine tourism; por la degustación de un vino fabuloso (con premios internacionales) y en un lugar pintoresco…sino por el significado del emplazamiento en la historia.

Entrada a la Bodega Sipcanik

Durante la Guerra de los 90, al cerrarse los aeropuertos, fue un lugar de maniobras y emplazamiento militar serbio en terreno montenegrino. La experiencia de estar allí es brutal.

Hay tours guiados para visitar el recinto y hacer una cata de tres vinos Plantaze, con algo de comida (quesos y jamón) que puedes reservar desde su web : www.plantaze.com

Bodega Plantaze

El vino es buenísimo, y de una extraordinaria relación calidad-precio.

Nos compramos dos botellas, y porque no facturamos, que si no desde luego nos hubiéramos traído para casa alguna más.

 

Más a gusto que un arbusto, tras nuestra degustación (conducía Dusan)….seguimos hacia la última parada que son las CASCADAS que llaman del “NIÁGARA”, no tienen nada que ver, pero como se trata de hacer publicidad, y se lo toman todo a broma….ya se han quedado con ese nombre. De hecho hay un restaurante fantástico en verano con vistas…al Niágara que se llama así también.

No lo sabíamos que estaban, sin Dusan, jamás hubiéramos visto este ni otros rincones y después de un día muy lluvioso y feo, el tiempo nos dío una tregua y salió el sol.

Nos gustaron mucho también.

Niagara Falls….the Montenegro,s one

Los chicos se pusieron a hacer fotos y videos en uno de los momentos que recuerdo con más cariño en el día, puede ser porque ya nos despedíamos de Podgorica y de Dusan, puede ser porque el vino Vranac, sienta realmente bien. Había sido un día y medio de esos que no olvidaremos nunca..

De allí, salimos hacia VIRPAZAR, el pueblo base para visitar la zona del lago SKADAR.

Unos 30 minutos de distancia desde Podgorica.

Nos alojamos en un Airbnb que fue uno de los mayores aciertos del viaje… aquí os dejo el Link, y si no habéis viajado nunca con la plataforma si reservas desde el banner de la derecha te hacen 25 euros de descuento en tu primera vez.

Como hacía un poco de rasca, se nos hizo un poco largo, el estar dos horas con el culo plantado a la intemperie del barco en un escenario que es prácticamente igual, y también hubiera agradecido que el capitán explicara algo en el recorrido (aquí creo que tuvimos mala suerte).

Desde nuestra cocinita en Virpazar

https://www.airbnb.es/rooms

Nos costó 37 euros la noche (temporada baja) , el lugar es impecable, y sus anfitronas maravillosas.

Paseamos e hicimos fotos del pueblo, y cenamos trucha de río muy rica, en uno de esos restaurantes, que hay en el pueblo, y que te hacen sentir que realmente estas en Montenegro. Todo en Virpazar es local y artesano.

 

Día 5.- Lago Skadar- Perast 

VIRPAZAR Y ALREDEDORES

Nos levantamos con mucha ilusión para hacer lo que es la atracción estrella de Virpazar: un CRUCERO POR EL LAGO SKADAR.

Es un lago muy grande, con muchas especies de aves, algunas tan exóticas como el pelícano, y unos reflejos del agua, que si el día es claro, son preciosos.

Después de 5 días lloviendo, por lo menos, el tiempo nos dejó una tregua y ese día salió el sol, así que pudimos disfrutar el viaje en barco con el solecito en la cara y la belleza de un paisaje increíble.

Esta foto está tomada en Montenegro

El precio de los cruceros ronda los 20-25 euros por persona (creo que si es compartido era más barato) + 4 euros de entrada por dos horas.

Me pareció bastante caro, la verdad, a lo mejor, si no hace buen tiempo, se puede negociar por recorridos de una hora, o de hora y media….y rebajar un poco el precio… o bien en temporada alta, como habrá más gente, seguro que saldrán barcos grandes con más gente…

Milica de nuestro Airbnb, si se reserva con antelación tiene barcos para hacer el crucero…

Lago Skadar

Otra opción,  si no consigues reservar barco en el alojamiento donde estés es… es reservar la excursión la noche de antes, en persona, con cualquiera de los barcos del puerto.

Barquitos que hacen cruceros por el Lago Skadar

Te lo van a ofrecer mientras vas paseando, pero no cometas el mismo error que nosotros, que lo pagamos con antelación,..a un señor que nos paró por la calle ( sí, somos así de inocentes…) aunque parecía buena gente, nos pasamos toda la noche, preguntandonos si aparecería o no, y si valdría es ticket/recibito de los chinos, que nos dío para desayunar y hacer el crucero al día siguiente, tras quedarse con nuestros 40 euros…

Allí que estábamos en la hora en punto para desayunar, en este sitio tan pintoresco, mientras el señor de los recibos seguía sin aparecer, y yo me ponía las botas haciendo fotos, y comiendo mermelada, teletransportada a una película de los años 50.

Desayunando en otra década del siglo pasado

Por fin, apareció, y pudimos hacer el crucero…quiero decir que los primeros 40 minutos fueron alucinantes, y sí, es otra cosa que recomendamos hacer en Montenegro…aunque como hacía un poco de rasca, se nos hizo un poco largo, el estar dos horas con el culo plantado a la intemperie del barco en un escenario que es prácticamente igual, y también hubiera agradecido que el capitán explicara algo en el recorrido (aquí creo que tuvimos mala suerte).

Virpazar es un pequeño pueblecito, que tan sólo vive del turismo, y la pesca del lago (trucha).

Los restaurantes, su gente, en un estilo de vida más tradicional, muy diferente al de la costa, nos permitieron conocer otro Montenegro distinto al que se nos había presentado hasta este punto en el viaje.

Además del crucero por el Lago Skadar, otra de las cosas para hacer en Virpazar, es una cata de vino local....( si, que le vamos hacer, estas cosas nos encantan).

Aquí, son bodegas más pequeñas y familiares,  y los precios son más económicos e incluso pueden incluirte la cena.

Las bodegas que nos han recomendado en el lago Skadar, y que dejamos para otra ocasión son:

Winery Garnet (en Godinje, otro de los pueblitos alrededor del lago, de visita interesante también)

-Winery  Masanovic en Virpazar.

Hay una carretera panorámica que si no quieres hacer el crucero, también te permite disfrutar de la grandeza del Lago Skadar…

Desde aquí, seguimos nuestro camino hasta la última parada de nuestro viaje

 

PERAST.

Perast es uno de los pueblos más bonitos de Montenegro, es tan bucólico, que se me antoja cual escenario de una película romántica, o un drama del Siglo Pasado.

Perast

Nos alojamos en el Hotel Comte, que es una auténtica maravilla, y fue un capricho que nos dimos para cerrar el viaje… por las vistas, localización y trato. También tiene un restaurante estupendo…

En Perast, todo el recorrido por el paseo, aun con una climatología que no era la más deseada, es un lugar que puedes reservar para darle una sorpresa a tu pareja. No te hará falta mucho más para que se emocione y te diga que sí, a cualquier cosa que le propongas.

Además de pasear, el pueblo es pequeñito y lo ves en máximo una hora y media o dos… otra cosa que puedes hacer es tomar un barquito para visitar la joya de la Corona que es la “Lady of de Rocks” o el Montasterio de la Isla de San Jorge.

Esa islita del medio es de Lady of Rocks

Casi todos los hoteles tienen servicio de traslado, y desde el amarre principal sale una especie de “barquito-bus público” todavía más económico que va y viene.

También puedes subir hasta la carretera, para hacer fotos a diestro y siniestro de este paisaje de ensueño, que fue nosotros elegimos como broche de cierre de nuestro viaje a Montenegro.

Si algún día escribo una novela puede ser una de las localizaciones para emplazar la trama….ya visualizo al personaje más bohemio, atractivo y cautivador, quizá un barquero que lleva y trae a pasajeros hasta la isla de “Lady of Rocks”…y en una de las rutas transporta a una doncella que esconde un secreto inconfesable….

Con independencia de mis personajes imaginarios, espero que si has llegado hasta aquí, haya conseguido trasladarte a todos estos lugares, que nosotros ni si quiera visualizábamos, ni sabíamos de su existencia hace un año. Y te ayude un poco a decidirte con la ruta

Un país que sin él saberlo, ni esperarlo, vino por casualidad a nuestras vidas, y para siempre formará parte de mis recuerdos viajeros.

Nos queda mucho más, seguir recorriendo la costa hasta Bar, o bien hacer senderismo, en el Parque Nacional de Durmitor.

Montenegro ahora que nos conocemos, y nos has mostrado tus encantos…guardo tu contacto…nos volveremos a ver.

XoXo

Pilar On Board

 

 

 

Quizás también te guste

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + siete =

Translate »