Viajar a Flandes, Bélgica en tren: ruta de 8 días por los pueblos más bonitos

Bélgica es un país pintoresco y lleno de historia, a pesar de ser uno de los países más jovenes de Europa, y no haber cumplido aún los 200 años, y que a menudo se pasa por alto en los viajes europeos.

Sin embargo, Bélgica, este pequeño rincón de Europa, es un tesoro oculto que merece la pena explorar a fondo.

¿Y cuál es la mejor manera de hacerlo?  En este caso, y a pesar de ser amantes de los Road Trips o recorridos en coche, por la libertad que ofrecen, tengo que reconocer sin dudarlo que viajar por Bélgica, y en concreto la ruta de un viaje a Flandes, que os propongo por los pueblos más conocidos del Norte del país, que la forma más barata y fácil de viajar por Bélgica, el tren….en este post os ayudo a organizar vuestro viaje.

Próxima parada….Flandes!!!

Cómo comprar los billetes para viajar en tren por Bélgica: precios y principales estaciones

Si eres de esos viajeros que gusta llevar el viaje organizado, os recomiendo comprar por internet los billetes desde casa antes de salir, en esta aplicación SNCB/NMBS: Timetable & tickets – Apps en Google Play

O bien desde la Web www.belgiantrain.be

Mis razones para comprar con antelación tus trenes para viajar por Flandes,  porque mujer previsora, vale por dos:

  • Son billetes flexibles, sin hora fija, para utilizar durante todo el día, con lo que sobre la marcha decidirás cuando embarcar.
  • Hay mucha frecuencia: entre 15 minutos y 30 minutos máximo, van saliendo trenes en Bélgica que conectan las principales ciudades de Flandes.
  • Optimizar el tiempo, ya se sabe que cuando llegamos a coger un tren, siempre llegamos corriendo y cansados, por eso de ir cargados con las maletas. Si ya lo tienes evitaras perder tiempo en destino, haciendo la cola o bien en las taquillas, explicándole tu vida al expendedor de billetes en tu inglés macarrónico, o en las máquinas, que muchas veces hay que sacarse un master, para averiguar a que botón se le da, entre elegir el idioma, la ruta y mucho más. Tiempo valioso, que puede llevarte a perder el siguiente tren a la ciudad destino.
  • Precio muy económico: desde 5 a 10 euros por trayecto, además de que existen múltiples ofertas, la más importante es la de fin de semana,  WeeKend Ticket con una especie de 2×1 o la Rail Pass con bonos de 10 viajes, con lo que no olvides buscarla en caso de viajar en finde o festivo a Bélgica estas ofertas en la web.

Además es imperativo visitar algunas de las estaciones, por ser un ejemplo de arquitectura, y unos de los edificios emblemáticos del lugar.

Por ejemplo: en Bruselas tienes el mural de los pitufos en las inmediaciones de la estación, o la espectacular estación de tren de Amberes, cuyo reconocimiento se refleja en todas las guías de viaje por Flandes, un edificio de 1.900 revestido de mármol que ha protagonizado revistas de arquitectura flamenca.

Paso a detallaros la  ruta de viaje en tren por Bélgica que hicimos en 8 días. para ayudarte a descubrir todos los encantos de este país, desde las calles adoquinadas de Bruselas hasta las hermosas ciudades medievales de Brujas y Gante. Además, aunque desarrollare las ciudades donde estuvimos más días, en otros post, en este más completo dejo unas breves notas de alojamientos y cosas imprescindibles para hacer en cada lugar

¡Prepárate para una aventura de gofres, chocolates y cervezas, que nunca olvidarás!….

Viajeros al tren! Empieza tu viaje por Flandes en tres, dos…..uno!_

Ruta del viaje 8 días en Flandes en tren: Paradas y Visitas imprescindibles

Día 1: Bruselas – La Ciudad del Chocolate

Comienza tu viaje en la capital de Bélgica, Bruselas. Desde el aeropuerto estas de suerte porque un tren/metro llega directo al centro de la ciudad.

En un día de viaje en Bruselas te recomiendo sin duda explorar la Grand Place, uno de los lugares más bellos de Europa. De allí veras a muchos guías con paraguas de colores, deseosos de que te unas a uno de sus tours.

Grace Place Bruselas

Disfruta de un delicioso chocolate belga en Leonidas, y busca al niño meón Manneken Pis, un auténtico símbolo de la ciudad, que descubrirás disfrazado rodeado de los flashes de turistas.

Por la noche, saborea unos Mussels and Fries, en el restaurante Chez Leon, y degusta una de las 2000 variedades, de cerveza que tienes en la bulliciosa Delirium Tremens, lugar de culto obligado para cualquier amante de la cerveza. Cuidado que las cervezas belgas tienen de 6 a 11 grados, con lo que con la segunda ya empiezas a cantar por soleares.

Alojamiento: si buscas algo sencillo, pero correcto en el Centro, nosotros nos quedamos en el Ibis Brussels City Centre

Día 2 a 4.- Gante, una ciudad con historia muy elegante.

Continuamos en tren hacia Gante, a unos 30 minutos de Bruselas.

Gante es una ciudad llena de historia y cultura, y también de vida y ambiente de terrazas y restaurantes, pues es ciudad universitaria de unos 200.000 habitantes en donde siempre están pasando cosas

Descubre el Castillo de los Condes de Flandes y explora la catedral gótica de San Bavón, que alberga la famosa pintura “La Adoración del Cordero Místico” de los hermanos Van Eyck.

Disfruta de la noche en a lo largo del río Lys. O simplemente tómate una cerveza con vistas a los edificios flamencos.

El río es el protagonista y puedes surcarlo con alguno de los botes para turistas o bien en Kayak si eres más aventurero. Puedes reservar tu paseo y tours en español aquí: Kayaks Hostel Uplink

Kayak en Gante
Kayak en Gante

Para cenar os recomiendo la calle Oudburg con cocina de todas las partes del mundo. Y tomar una cerveza en la mítica Dulle Griet, con sus tast de cervezas Trappist, conocida por hacer sacar los zapatos como fianza para asegurar de que no te llevas una de sus bonitas jarras

Nos alojamos en un airbnb que tenía esta pinta. Sin duda, hubiera sido muy feliz cursando un año universitario aquí.

Airbnb chic en Gante
Airbnb chic en Gante

Es mi favorita, así, que no olvides incluir a Gante en tu ruta de viaje por Bélgica.

Día 4 a 8  Brujas, la Venecia del Norte

Tomamos el tren de alta velocidad a la hermosa ciudad de Brujas. Imprescindible en toda ruta o recorrido de viaje por Flandes, o toda Bélgica.

Brujas se aclama como una de las ciudades más bonitas del mundo....no me extraña su fama mundial, y eso que las fotos atestadas de gente, no le hacen justicia, pero será sobre todo al atardecer, cuando te ves envuelto por su magia, al desvanecerse de pronto las masas de turistas.

Los precioso canales de Brujas al atardecer

La primera vez hicimos la típica visita de ida y vuelta desde Bruselas, y de verdad que no tiene nada que ver, porque te quedas con ese concepto de canales como un parque de atracciones abarrotados de grupos dirigidos por señores por paraguas que se abren paso entre las estrechas calles de esta ciudad medieval.

Pasear por sus canales románticos al atardecer y degustar una cerveza Bourgogne de Flanders, con vistas al canal, subir los 366 escalones del Belfort, o admirar la arquitectura medieval de cuento de hadas de sus edificios, son algunas de las cosas que hacer en Brujas.

No te pierdas la Cervecería De Halve Maan donde también hay cocina local como el Waterzooi (una especie de estofado de carne al carbón con salsa de cerveza). Visita la Plaza Vismarkt y asegúrate de probar las deliciosas patatas fritas belgas en alguno de sus restaurantes. ¿Sabéis que la forma de cocinar en fritura la patata la inventaron los belgas y no los franceses como se piensa?

Paseo en Barca por los canales de Brujas

Recorrer los canales de Brujas, en uno de los botes a primera hora, antes de que lleguen las hordas de turistas a la ciudad, tomarse un Waffle en la pequeña terraza con vistas al canal de la gofrería artesanal Otto, o dar un paseo en bici hasta los molinos, e incluso llegar hasta la cercana Damme pueden ser un complemento a tu viaje a Brujas, Bélgica.

Foto con bicicleta en Bélgica

Nos alojamos en un apartamento con la plataforma de Intercambio de casas. Otra experiencia inolvidable, como siempre que tenemos la oportunidad de utilizar la plataforma es un acierto que nos permite conocer personas inolvidables.

Día 8: Amberes – La Ciudad del Diamante

Desde Brujas, seguimos el viaje hacia Amberes, famosa por su comercio de diamantes. Fue de las primeras ciudades comerciales portuarias de Europa, donde se fundo la primer Bolsa de materias primas, y centro neurálgico del comercio europeo en el Siglo XV y XVI. Estamos hablamos de una ciudad con solera, que a menudo se pasa de largo. ¡Gran error!

Museo MAS de Amberes

Amberes o Anteewarp como se escribe el nombre en holandés, tiene museos muy interesantes como el Museo Rubenshuis para explorar la vida y obra del pintor flamenco Peter Paul RubensHaz, o el moderno MAS, con vístazas en su última planta de entrada gratuita, cerca de la zona portuaria, más modernas donde parar a tomar una cerveza.

La Catedral de Amberes, es una maravilla gótica con pinturas en su interior del mismo Rubens, y el Museo de Plantín Moretus, único del mundo declarado Patrimonio de la Unesco (must)

Ambientazo en el centro de Amberes

La plaza  Grotte Mark es un lugar de encuentro y bullicio en terrazas y restaurantes. Si hay una cervecería que no te puedes perder, por lo curioso y extraño de la decoración en la Efde Gebod, repleta de figuritas de santos y vírgenes, además hacen conciertos de música en vivo los fines de semana.

Acercarte al castillo, o cruzar a la otra parte del río con el ferry local, son algunas de las otras cosas que puedes hacer en Amberes, una ciudad que debes visitar en tu viaje por Flandes.

 

Día 9: Malinas.- Disfrutona localidad cervecera a lo largo del canal.

Malinas, me ha parecido una ciudad muy cómoda y bonita para parar un día, además esta a 15 minutos de Bruselas y hay conexión del tren directa con el aeropuerto, por lo que no nos lo pensamos e hicimos una noche, la última de nuestra ruta de viaje en tren por Bélgica.

Además coincidimos con un festival de Rock en la plaza totalmente gratuito, con lo que el ambiente festivo estaba asegurado.

Casas escalonadas de colores en Malinas

Además del cuidado centro, con sus típicas casas de arquitectura escalonada belga, puedo destacar toda la parte que rodea el canal, y vuelvo al ambientillo de sus plazas y terrazas..¡Qué le voy a hacer si soy una disfrutona nata!

Podéis llegar caminando en un agradable paseo hasta la fábrica de Cerveza Het Anker, y degustar la famosa Golden Carolus, una de mis favoritas de todo el viaje, donde además de visitar la fábrica hay restaurante con cocina típica.

Y la plaza Viskmark para cenar, con su ambiente juvenil y desenfadado. Y terminar tomando la última cervecera en el local popular y de buen ambiente de Gouden Vis. El local más bonito y auténtico de Malinas, de esos que dejan huella.

Canales de Malinas

Y así terminaba nuestro viaje, dando un paseo por la Grotte Mark ( si algo he aprendido en este viaje que todo pueblo tiene su Grotte Mark) y recorriendo los canales de una ciudad muy divertida, que sirvió para poner el broche final a tan agradable viaje.

De este viaje podríais quitar un dia o dos a Brujas (nosotros lo tomamos en calma, al tener el apartamento de Homexchange a nuestra disposición esos días, y viajar en modo slow con el perece Mr. Coco, y añadir Lovaina y Namur

  • Lovaina, famosa por su universidad y la Biblioteca de la Universidad de Lovaina, una de las más antiguas del mundo, y visita la Cervecería Stella Artois. Disfruta de la tarde en una de las terrazas de la Plaza del Mercado.
  • Namur – es una ciudad que combina la belleza natural con la rica cultura, conocida es la Ciudadela de Namur y sus vistas panorámicas del río Mosa.

Día 10.- Vuelta a Bruselas

Terminamos el viaje en tren en Bruselas, donde si tienes más días puedes aprovechar para comprar souvenirs en la Rue Neuve, o bien visitar el Atomium o el Parlamento Europeo (que debes reservar con antelación por Internet). La capital belga, da para tres días exprimidos, es lo que hicimos en nuestro primer viaje.

Este viaje en tren por Bélgica, que como viene siendo de costumbre en los últimos años, reservamos en el último momento, ante la subida de precios disparatada de los vuelos a Asia, y que nos ha permitido conocer a través de una variedad de experiencias, parte de la historia y la cultura, gastronomía y tantas otras cosas de las que Bélgica, tiene que ofrecer al turista,.

He constatado que a los españoles, nos tienen mucha admiración y cariño, no sólo por la historia, recordad que los antiguos Países Bajos fueron colonia española durante el reinado de Carlos V, y además porque adoran nuestro sol y costa, y es uno de los destinos de moda en Bélgica, por lo que enseguida entablan conversación. Nos hemos sentido como en casa en esta ruta de viaje por Flandes, y espero no tardar tanto en volver.

XoXo

Pilar On Board.

Quizás también te guste

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − cinco =

Translate »