Qué hacer en vacaciones cuando no puedes viajar

Durante el verano, las redes sociales se inundan de fotos en lugares paradisiacos, donde cuerpos atléticos y bronceados al sol practican deportes imposibles y posan con estilos que rozan la psicodelia por no hablar de las vestimentas nada apropiadas, por ejemplo para un trekking por el Machupichu…mientras tu te revuelves en tu casa por lo maravillosas que son sus vacaciones……

Como dirían en alguna de mis series favoritas, si tu no tienes viaje a la vista este año: Fuck up!

Si estas recluido, en reposo o en “barbecho”, como nosotros este verano, que no cunda el pánico.

No todo en la vida es viajar, ni son más felices los que continuamente estan cogiendo un avión, o a lo mejor si, eso da igual, depende de tí el como te tomes afrontar las situaciones que se presentan en tu vida. Y este año te toca esto. Tú felicidad o desdicha, es responsabilidad sólo tuya.

Yo misma me he propuesto disfrutar de este anómalo verano….porque es lo que me toca vivir, y me he dado cuenta, que cualquier situación por jodida que sea, te puede llevar a descubrir talentos y formas de cultivar tu cuerpo y mente, y crear, algo mucho más superior y que te puede reportar más beneficios, que viajar a cualquier parte del mundo.

Aunque “a priori” puede parecer un rollo tener que estar días o meses en casa o en tu ciudad, por la razón que sea, tienes la barita mágica para convertir esta situación, en un proceso de superación y motivación.

Piensa que siempre puede ser peor, y céntrate en lo que puedas hacer. Se trata de aprovechar para hacer un viaje hacia tu interior, y descubrir que es lo que te reporta felicidad y cuales son tus metas para conseguirlo.

Yo es lo que he hecho, y ahora terminando mi recuperación, puedo decir que está siendo un verano cojonudo (perdón por el taco), en muchos sentidos.

Os dejo una lista de las cosas que puedes hacer, aunque son objetivas pues son las que a mí me gustan.

1. Leer: hazte una de libros pendientes y a por ellos!!!!

El saber no ocupa lugar, y si hay algo que me acompaña donde quiera que vaya, y nunca me deja tirada ni sin cobertura, es un buen libro.

Me he propuesto y trato cada vez más, de dejar internet a un lado (lo cual a veces es muy difícil dado mi enganche a las stories de Instagram) y me gusta dedicar aunque sea media hora al día, disfrutando de todo lo que me puede aportar un buen libro. Llamadme antigua, pero tiene que ser un libro de los de siempre, de los de papel.

Este verano, mi mayor ilusión es que iba a tener tiempo para leer. Sin prisas, hasta que me cansara.

Os dejo la lista que me hice yo y si alguno tiene alguna sugerencia, podéis dejarlo en los comentarios:

 

Foto : Sophkins . www.pixabay.com

Los que puedo encontrar en versión original, directamente los leo en inglés, para no perder el idioma (mato dos pájaros de un tiro)

  • The Subtle Art of No giving a Fuck  ( El sutil arte de que (casi) todo te importe una mierda) de Mark Manson
  • El increible viaje del Fakir que se quedo atrapado en un armario de ikea, de Romain Puertolas
  • El Monje que vendio su ferrari
  • Trilogía del Bazán de Dolores Redondo: El guardían invisible, Legado en los huesos, y Ofrenda a la Tormenta
  • Toda la verdad de mis mentiras, de Elisabeth Benavent

Veis que hay comedia, thriller, piscología y que me encantan. También trato de leer algún clásico.

Os añado varias listas de Spotify que yo escucho mientras leo, o hago deporte, que me ayudar a chutarme de energía de la buena

Ibiza 2019: (canciones Alive y Back&Forth ); Summer dance!  (para chutarme de energía); Relaxing Songs; Shallow.Lady Gaga.A Star is Born, Chill Out Ibiza. Ultimate Collection, Chill out 2019, o Indian Chill (está esta genial para hacer yoga y meditar)

2. Netflix y HBO, son tus grandes amigos

En dos semanas que llevo de reposo, por más cambios de canal que hago con el mando de la televisión, no encuentro consuelo, ni aliento con la programación actual. ¿Soy la única?

En los primeros días de hospital  retenidos con una televisión analógica corriente, conseguimos entretenernos con programas americanos como los de los hermanos canadienses que reforman casas, o ese en el que pujan por las subastas de contenedores para venderlo en tiendas de segunda mano, hasta con algún documental de animales.

Que harían en los años 70 sin Netflix ni móviles?

Creo que la televisión hoy en día tal y como la concebíamos, tiene los días contados: la programación me aburre hasta el extremo. La política en España no hay por donde cogerla, los programas telebasuras, puedes llevar años sin verlos que no te habrás perdido nada: alguien hablando de los pantoja, o los idilios de adolescentes que van de reality en reality. O la Belen Esteban, con alguno de sus infortunios.

 

Lo bueno de Netflix que también la puedes ver desde cualquier sitio en tu ordenador

 

Y no hay mucho más. Por no hablar por la paciencia para tragar todos los anuncios que interrumpen el hilo de de lo que estes viendo….no hay necesidad!!

Llegar a casa ha sido una bendición: no tenemos ni hijos ni perro, pero nos esperaban Netflix y HBO, con los brazos abiertos.  Cuanto os hemos echado de menos!!!

Os dejo unas cuantas series que merecen la pena un maratón de sofá y que nosotros hemos visto últimamente

  • Big Litlle Lyes : el ritmo de acontecimientos, más lento que otras series de acción, queda compensado por la sublime interpretación de sus actrices de primera talla.
  • The Handmaid´s Tale (en esa estamos ahora, es muy heavy aviso..)
  • Chernobil: Sus actores lo bordan, y si sólo recuerdas de pasada el desastre nuclear, te invito que la veas, y ya tu mismo saques tus consecuencias (Must)
  • La casa de papel : Nos vimos la tercera temporada en un fin de semana, y ahora estamos a la espera de la cuarta. Los actores, nada del otro mundo, salvo excepciones, quedan superado por la rapidez en la acción y acontecimientos sorpresa.
  • Peaky Blinders: me encanta Tommy Shelby, es una pasada como actor y sólo por eso, ya merece la pena. Ahora sí, hay que darle una oportunidad a los primeros capítulos.
  • Paquita Salas. Esta la he visto sóla y me he tronchado

Añado a estas que son las últimas que hemos visto y nos han gustado, míticos imprescindibles y que si no has visto, y tienes tiempo de maratones de sofá, son una apuesta segura (si tienes nuestros gustos, claro…)

Pegado a la Tv, eligiendo tu siguiente víctima de Netflix
(Foto Pixabay)

Juego de Tronos (lo mejor del mundo mundial); Homeland, Vinkings (buscando a Ragnar viaje a Noruega) ; Lost (aunque la última temporada y el final, no le hacen justicia, es una serie que en su día me tuvo enganchadísima. Mi personaje favorito: Soyer, of course).

House of Cards (Casablanca, y la brillante actuación de Kevin Spacy); Dos de Vampiros: True Blood (ojo con Erik Norman) y Crónicas Vampíricas ( esta es más infantil-adolescente, pero si te gustó la saga de Crepúsculo, también te la recomiendo…aunque sólo sea por Damon Salvatore), Breaking Bad

Y así podríamos seguir sumando y siguiendo, elegir una serie que te enganche, para verla en modo “sofa-peli-manta”, son un buen plan para cualquier domingo del año.

3. Aprender un idioma: esencial para viajar.

Si eres viajero, y no quieres parecer Paco Martinez Soria en “La ciudad no es para mí”, es inevitable que aprendas inglés. Puede que te caigan mal los ingleses, después de lo del Brexit, pero la realidad es está, con el inglés vas a cualquier parte del mundo.

Lo mejor es apuntarte a una academia o curso presencial, para obligarte a ir y cumplir un temario y si haces exámenes mucho mejor. Pero si estas en casa recluido y no sabes en que dedicar tu tiempo, puedes empezar con tutoriales y cursos on line. Hay montones.

No valen las excusas de la edad, como ya he escuchado, o el que es imposible hablar bien, si no te vas a vivir al extranjero….lo puedes hacer si quieres, pero no me sirve como excusa para justificar que no hablas inglés.

El que no hable inglés, es porque no quiere. Así de fácil. Todo lo que te propongas, se puede conseguir.

Y si no quieres hablar inglés, no pasa nada, pero entonces no me lo pongas luego como excusa para no viajar.

 

                                                                                           Foto : libellule789 (Pixabay) 

La clave, como todo en esta vida, es la constancia y perseverancia, y perder el miedo a la vergüenza de equivocarte, practicando el inglés cada vez que tengas oportunidad.

Libros que a mí me han servido:

  • First Certificate: Lenguaje Practice (Michael Vince) , editorial Macmilan, gramática y vocabulario.
  • Destination B2 Grammar y Vocabulary ( Malcolm Mann) editorial Macmilan
  • Don,t get me wrong (1000 expresiones para hablar como un nativo)
  • Phrasal Verb Fun (Peter Gray)
  • Tree o Three? (Ana Baker) (pronunciación)
  • Ship or Sheep ( Ana Barker (pronunciación)

Estos días ando, invirtiendo mi tiempo libre, escuchando charlas en inglés en Youtube, leyendo los libros que puedo en inglés, y viendo las series en versión original, y en cuanto vuelva a la circulación, continuo con mis charlas de speaking

Lo fundamental, una vez hayas empezado, es encontrar alguien en tu ciudad, para intercambio de conversación, al menos un día a la semana. Seguro que hay algún guiri deseando hablar español. O en otro caso, hay clases de conversación desde 15-20 euros la hora.

En muchos lugares hay Meet Ups, un día a la semana que se convocan en aplicaciones o foros, y suelen ser muy divertidos para conocer gente y practicar. Hay quien los utiliza para ligar, ahí lo dejo.

4.- Se creativo: aprende a hacer o entender algo que te apasione.

Todos tenemos habilidades, que nos gustaría aprender o perfeccionar, y para las que normalmente, “no tenemos tiempo” .

Hay a quien le gustaría hacer manualidades o el scrapbook que esta muy de moda, hacer un jersery de punto de cruz, o restaurar muebles antiguos; quizá sueñas con ser un virtuoso de la jardinería, o bien pintar cuadros al oleo o sorprender a tus amigos con delicatessen de cocina gourmet.

 

Ha llegado el momento de sacar esos pinceles viejos, y empezar a pintar! (Pixabay)

Seguro que hay una inquietud creativa, que siempre has tenido, y por lo que sea, normalmente excusas, has ido postergando…..Es el momento de empezar.

En mi caso a mi estos días me vienen de perlas para pintar a la tiza unos taburetes y una mesa para jardín, y aprender psicología e inteligencia emocional, aplicada a la gestión de empresa, que es algo que siempre me ha gustado y me va a venir de perlas para mi negocio.

También me encanta escribir, así que puede ser momento de empezar a escribir mi libro soñado...ahí lo dejo.

Tu YO interior, tiene muchas versiones y hobbies. Para no irte por la ramas, puedes empezar haciendo una lista.

Aunque seas un viaje adicto como nosotros, seguro que hay más cosas que te apasionan, y unos días de reposo son fenomenales para empezar con esos proyectos que has tenido paralizados por falta de tiempo.

 

5.- Viaja desde el sillón de tu casa y programa tu siguiente aventura.

Si te apasiona viajar., y encima organizas tus viajes por libre, ya sabrás que los viajes no sólo se disfruta cuando se vive, sino que hay una fase previa, esencial, como es la preparación. Esa que te provoca maripositas en el estómago y comienza desde que le das al ¨click a un nuevo vuelo”

Al viajar en pareja, lo que hacemos cada año, es nuestra lista de deseos, como si fuera la de los “Reyes Magos“, entonces al ser dos hay que ceder recíprocamente y repartir, aunque la palabra definitiva no la tenemos nosotros.

Preparandonos para el próximo viaje

La selección del viaje final, la hace “Skyscanner”, o “Liligo”, los metabuscadores que nosotros utilizamos habitualmente. Os animo a probar desde ahí, y soñar con una nueva aventura.

Como sólo podemos viajar en fechas determinadas, ponemos la fecha en cuestión, en la que podemos viajar y probamos con nuestros destinos preferidos. Si el precio es muy alto o no nos gustan los horarios de los vuelos, ponemos la opción viajar a cualquier lugar, y vemos que destinos estan mejor de precio para nuestras fechas.

Ya estamos tramando nuestro siguiente viaje que compensará este descanso obligado…todo llegará.

Nunca hay que parar de soñar en hacer lo que a uno le gusta

6.- Medita y date un tiempo para tí cada día.

Realmente si eres de los que crees que lo de meditar es de estar “más pallá que pacá”, tú eres el que tienes tantos perjuicios que son de hacerselos mirar.

Prueba a relajarte, por el metodo que más te guste un ratito cada día, en estos días de vacaciones, para continuar el resto de tu vida.

El Yoga está en auge, y no sólo porque las celebrities lo hagan, sino porque están comprobados sus enormes beneficios para reducir el estrés y tener una buena salud mental, además de equilibrio físico y mejora en los dolores de cervicales, espalda y elasticidad de muchos otros huesos y músculos.

Foto: Pixabay.  El Yoga de aburrido no tiene nada, prueba a estirar todo tu cuerpo y olvidate de pinzamientos y dolores de espalda

 

Si el yoga, lo unes con meditación y relajación diaria. ¡Ya lo tienes! Tu vida va a cambiar.

Simplemente con dedicar 15-20 minutos de las 24 horas que tiene el día, a meditar, (yo prefiero hacerlo a primera hora, antes de salir), el resto de la jornada es como si tuvieras un “superpoder” y tu capacidad de concentración y seguridad para afrontar cualquier problema o reunión que tengas ese día se vuelven irresistibles.

Concentrate en la respiración, profunda o a tu ritmo, y deja la mente en blanco durante 15 minutos al día, sin pensar en nada más. En cualquier lugar tranquilo, tumbada o sentada, desconecta de tus preocupaciones y permite a tu mente descansar de cualquier preocupación.

Sólo concéntrate en el aire saliendo y entrando desde tus pulmones al estómago. En silencio o con alguna música relajante o chill out de fondo.

Foto: Pixabay Cualquier sitio donde te encuentres relajado y cómodo es bueno para meditar

Para empezar, con esto del Yoga/ meditación, lo mejor es que busques un centro de Yoga. Con una o dos clases a la semana será suficiente para que el resto de días lo puedas hacer tu en tu casa con tutoriales de Youtube, o aplicaciones de movil.

El profesor, su empatía y su voz hace mucho, así que si no te gusta la primera vez, no tires la toalla, y prueba en otro lugar.

Una vez tengas la práctica interiorizada, lo puedes hacer por tu cuenta, por ejemplo, a mí me encanta la aplicacion “Calm” (está en el idioma que tu quieras, yo la utilizo en inglés por las razones que veíamos antes) y tienes programas para repetir ejercicios de 7 a 21 un día por temática, por ejemplo para reducir el Stress, Aumentar la Seguridad en tí mismo, Calmar la ansiedad, etc.

Esta comprobado que si consigues mantener una práctica, 21 días, se convierte en un “hábito” y pasado tu tiempo de reposo o vacaciones, vas a poder sacar esos minutitos cada día y verás como tu vida cambia.

Por lo menos la mía ha cambiado. Y no es un anuncio de nada. Ya veis que no hay ningún link a ninguna empresa ni nada.

 

7.- Da pequeños paseos por tu ciudad, y enamórate de cada uno de sus rincones.

No hay lugar en el mundo, donde uno este mejor que en su casa. Ni lugar más entrañable que el que uno ha elegido para vivir. Esto es así.

Tu ciudad, en la que has decidido realizar tu vida, y desarrollar tu persona, tiene muchísimos atractivos (en su día los vistes), calles, cafeterías, parques, Iglesias y lugares bonitos donde pasear y detenerse. Y que no conoces. O tenías olvidados.

Tanto si vives en una gran urbe, como en un pueblo tranquilo..hay miles de rincones por descubrir. Foto: Pixabay

Pasea por tu ciudad sin prisas, y con ojos de turista, como si fuera tu primera vez. Prueba en fijarte en pequeños detalles. Una placa decorativa, la repisa de una ventana, un cartel luminoso….

Busca un lugar que te guste para una puesta de sol, otro día busca en Tripadvisor, alguna actividad nueva que desconozcas, o simplemente entra en una cafetería y pide un cafe con una pasta, mientras lees tu libro favorito.

No hace falta irte lejos, ni hacer muchos kilómetros para disfrutar de las cosas bonitas y descubrir rincones sorprendentes que están muy cerca de ti.

Se trata de cambiarte las gafas de mirar alrededor, y pensar, que estés donde estés, hoy puede ser un día apasionante.

8.- Dedica tiempo a tus amigos y familia

“Quien tiene un amigo, tiene un tesoro“, y precisamente son en los baches del camino, donde la selección natural deja ir a aquellos que no te aportan, y te permite destinar tu tiempo a todas esas personitas bonitas que te quieren y  te suman. Invierte el menor tiempo posible con todo aquello que no te aporte.

Estos días de vacaciones son ideales para dedicar tiempo de calidad a las personas que quieres, vale, no puedes viajar, pero puedes organizar encuentros bonitos en tu casa.

Invita a cenar a tus amigos, prepara merendolas con tus sobrinos, o invita a tu casa a esos familiares que viven lejos y a menudo no puedes ver.

Nada como unas buenas risas con amigo para levantar el ánimo

Si estas enfermo, puede ser que no puedas hacer las compras de la casa, comidas, y te preocupe que este todo ordenado y limpio. Te sorprenderá, como todas esas personas que te quieren, se van a desvivir por ayudar, y no te dejaran ni recoger un vaso de agua.

Da mucho amor a todos a los que quieres, y recordarás estos días como unas vacaciones en familia, o con amigos, más que como un impedimento de viajar o hacer cualquier otra cosa o como una enfermedad o algo negativo.

Practica la amabilidad y la sonrisa, con todos los que te rodean, para que tu vida y la suya, sea mejor.

 

9.- Elabora un plan de acción para sobre llevar tu vuelta al trabajo y a la acción sin haber tenido unas vacaciones al uso.

Hace años, cuando empecé el Blog, ya prepare el post compartiendo todo lo que a mi me servía para retomar la rutina y evitar la archiconocida “depresión postvacacional”. Este Blog tiene estas cosas, que aunque sea de viajes, escribo sobre lo que me da la gana..

Os invito a leer MIS CONSEJOS PARA COMBATIR EL SÍNDROME POSTVACACIONAL

Algo muy importante, es que tu rutina, tu día a día, lo dediques a hacer algo que te apasione, un propósito que le de sentido a tu vida, y con el que sientas que ayudas a los demás. Para mí esto es muy importante. Aunque evidentemente hay que bajar a la tierra y tienes que poder pagar las facturas, y tus viajes, etc etc…y muchas veces es un simple intercambio comercial con el que poder ganarte la vida, para disfrutarla como quieres

 

Foto: Pixabay   Sí, en una oficina, se puede ser feliz.

 

 

Si tu trabajo es simplemente un medio para el fin, es decir, no te apasiona, pero te permite tener los recursos y conseguir tus objetivos, tampoco quiere decir que sea una condena…seguro que tienes momentos reconfortantes y que te enriquecen como persona.  Valora lo que te aporta y la profesionalidad de lo que tu ofreces.

Puedes hacer una lista de lo que no te gusta, lo que te gusta de tu trabajo, y las metas que te propones para mejorar y ser feliz en tu profesión. Siempre puedes buscar otra cosa si la lista negativa supera con creces la positiva.

 

Foto: ernestoeslava (Pixabai).. Preparándote para esa “maravillosa rutina”

 

Es normal que con el ritmo en que vivimos en el que los horarios, compromisos, perfección y obtención de resultados. En definitiva, el examen continuo al que nos somete la sociedad y nosotros mismos.. hace que en ocasiones nos veamos desbordados.

Vive tu día a día con pasión, conviértete en la mejor versión de ti mismo y cada día te sucederán cosas apasionantes. Aun sin estar de vacaciones.

Aprende a decir que no, y no culparte por respetarte a ti mismo y tomar tus propias decisiones.

Yo estoy aprovechando para hacer análisis empresarial, y aprender a gestionar emocionalmente mi negocio y otras facetas de mi vida. Estoy con varios libros de Daniel Goleman, que no tienen desperdicio, y cada uno puede hacerlo en su esfera: piensa que cualquier problema o situación a estas alturas ya le ha pasado a otro, y ha escrito sobre ello… informática, arquitectura, arte, administración de la empresa, tácticas comerciales, de todo hay escrito miles de libros.

Conviértete el mejor de tu especialidad, recicla y actualiza tus pautas en el trabajo, y veras como promocionas y mejoras tus habilidades profesionales.

De cada uno depende la actitud con la que vuelvas a la rutina….piensa que sin rutina no existirían vacaciones…

Yo estoy deseando ponerme a trabajar!!! ( reconozco que soy un poco workalcoholic o adicta al trabajo)

10. Aprovecha para actualizar tu Blog, o Crear un Blog o Canal de Youtube, sobre el tema que más te guste y con el que puedas ayudar a los demás.

Esto entraría dentro de la inquietud creativa (punto 4)…pero lo que he querido dejar en apartado independiente, como reconocimiento y en memoria de todos los blogueros, de cualquier tema que sea, que permanecen detrás de un ordenador, actualizando y manteniendo con ilusión un contenido de calidad que queda para la posteridad y sirve de ayuda, para todo aquel que busque información sobre el asunto en cuestión.

 

ASí empieza un buen artículo. Junto al ordenador y una taza de cafe : Foto: pixabay

Si tienes la ilusión de crear un Blog….y encima tienes tiempo libre….hazlo….que es lo peor que puede pasar…¿qué te aburras? ¿qué no te lea nadie? Siempre lo puedes dejar, si te deja de gustar…

Solo el que tiene un Blog, sabe el trabajo que supone actualizarlo, y mucho más para aquellos que lo tenemos como un hobbie y servicio desinteresado de ayuda a los demás, ya que no hay resultados “económicamente visibles” en nuestras cuentas bancarias. Y para que el no nos entienda, puede suponer una “pérdida de tiempo”.

Es un hobbie más, y la satisfacción que te da recibir mensajes en el blog de aquellos que te agradecen la ayuda para preparar su viaje; o esa sonrisita de tonto que se te pone, cada vez que te llega un correo avisando que hay un nuevo suscriptor, no se puede pagar con dinero.

La resposabilidad de mantener un contenido de calidad y acorde con mis principios, y la labor informática que hay detrás, siendo una negada de los ordenadores, implican horas y horas detrás de cada artículo, pero que al final dejan sus frutos (como todo en esta vida) y estamos muy orgullosos de la comunidad de viajeros que hemos creado con “No me cabe en la Maleta”, nuestra bebé blog, que ya tiene 4 añitos y está empezando a andar sola. Estos días de calor es uno de mis refugios y la gran beneficiada de no viajar en vacaciones, pues como buena hija mimada, quiere toda la atención sobre ella.

Todos los mensajes de ánimo que hemos recibido por redes nos ayudan a seguir y continuar. Gracias!

Estamos recibiendo actualmente cerca de las 30.000 visitas mensuales y eso es para estar muy agradecidos y contentos.

Y eso que ni somos de estadísticas, ni de ponernos ninguna medalla…somos un blog más, donde poder organizar tus viajes, hecho desde el más profundo cariño y humildad.

Nuestro nuevo logo ¿0s gusta? Matamos a la niña hace un año…descansa en paz

 

He preparado la lista de artículos pendientes para estos días….¡¡ y son muchísimos!!!!

Vuelvo con más fuerza que nunca, y espero en estos días poner al día los posts, contaros alguna que otra inquietud y porque no, darle algún retoque al blog.

Y así, pongo fin a este artículo, en un verano extraordinario, en el que sin elegirlo, me he encontrado con un nuevo aprendizaje en el camino, del que estoy disfrutando lo máximo posible, y he aprendido de lo bueno y de lo malo.

Se puede ser feliz, cualquiera que sea el lugar y el cómo. Lo importante es estar bien con uno mismo.

Agradecer a todas esas personas maravillosas que me acompañan, las de siempre y otras nuevas que se van uniendo a mi vida, y que me han ayudado en este proceso y desde aquí mando un besito enorme.

Contrario a lo que se piensa que si no viajas es que “no estas de vacaciones” y dando por catapultados comentarios maliciosos del tipo… “y no haces nada este año?”…ya ves que hay muchas cosas que sí puedes hacer.

Espero que leyendo este artículo, te haya ayudado, aunque sea un poquito, a encontrar tu felicidad, donde quiera que estés.

XoXo.

Pilar On Board

 

 

 

 

 

Quizás también te guste

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − catorce =

Translate »