¿Qué se me ha perdido en la INDIA?

Enlight2(18)

Esta entrada va de porqué todo viajero debería visitar la India al menos, una vez en la vida.

Mi viaje a la India ha sido mágico, ha sido especial. Pero no es todo de “color de rosa“.

Los dos primeros días, estuve en shock, no podía creer lo que estaba viviendo, era como formar parte de un documental. No lo podía asimilar.

Al empezar nuestro periplo indio, por ciudades como Delhi y Agra, invadidas por el caos más absoluto, tengo que reconocer que inicialmente no encontré otro atractivo que los monumentos…

¿Qué puñetas pinto yo aquí? pensaba..Por primera vez, desde hace casi 10 años viajando, existía un destino al que no iba a querer volver.

Luego lo entendí. La India necesita un tiempo de adaptación, la India es diferente a cualquier otro país del mundo.

No todo el mundo lo va a conseguir, y no te tiene porqué gustar. Es totalmente comprensible.

La mayoría de viajeros que visitan la India no vuelven nunca jamás y muchos lo califican como unas vacaciones horripilis.

Si viajas es para disfrutar, no para pasarlo mal. Y hay que pensarselo muy bien antes de escoger la India como destino.

Eso si, existe una minoría que vuelve profundamente enamorada de la India, y se convierte en un incondicional que sueña cada día con el momento en que pueda regresar.

La India te atrapa: o “la amas o la odias”. No tiene término medio.  Sólo recordar tu viaje te van a aflorar mil emociones, mil sensaciones.

 

Atardecer en el Lago sagrado de Pushkar

 

Lo que te va a aportar la India, si la comprendes y no la juzgas, no se puede explicar con palabras y es muy difícil compararlo con ningún otro viaje.

Y viajar para mí consiste en eso. No sólo en ver el monumento y hacerte una foto.

Viajar para mí consiste en vivir emociones que te remueven por dentro, abrir tu mente a horizontes nuevos y comprender que en el mundo todos somos diferentes.

Por suerte o por desgracia te toca pertenecer a una sociedad, a unas reglas, a una cultura, que no tiene nada que ver con la que viven millones de personas en la otra parte del globo.  Y nada es mejor o peor. Simplemente es diferente.

Conocer y experimentar esas diferencias con curiosidad, respeto y admiración, te permitirá comprender su realidad.

 

Sensaciones e Impresiones

Son tantas anecdotas que recuerdo tras mi paso por la India, que eclipsan por completo a la majestuosidad y grandeza de los fuertes, Iglesias, y espectaculares monumentos que ofrece el país.

Así que, partiendo de la premisa de la dificultad que me ha supuesto sintetizar las sensaciones vividas en la India en 9 días, te dejo un resumen de las 6 CARACTERÍSTICAS, que más me han chocado y que vas a encontrar en tu visita a la India:

1.Estrés y mucho tráfico

Resulta estresante pasear por cualquier ciudad grande.

Allí reina el desorden, no hay semáforos, no hay carriles. La primera noche soñé con los pitidos de los coches, tuk-tuks, motos transportando a mucha gente y demás vehículos por todos lados.

 

 

No utilizan los intermitentes, para indicar cualquier movimiento vial, sino que tocan el pito. Piiiiiiiii!!! Esa es la banda sonora de cualquier ciudad..

Algo parecido a los pitidos que escuchamos en España, cuando gana el equipo local de futbol, pero a lo bestia. Imagínate esa situación a diario. Conducir en la India es un deporte de riesgo.

Ríete de los atascos de la M-30.

 

Foto tomada en la carretera desde la ventanilla

Foto tomada en la carretera desde la ventanilla

 

Es muy surrealista.

El  estrés además lo sufres porque en momentos tienes la triste sensación de que todo el mundo te quiere timar: De repente aparece un guía en un monumento haciendose pasar por estudiante, te dan unas flores para que hagas rezos inventados, y luego te quieren cobrar, te multiplican por 5 el precio de los tuk-tuks.

Mozalbetes indios esperando a clientes

Mozalbetes indios esperando a clientes

También provoca mucha ansiedad el volumen de gente. Hay una superpoblación, en mi sensación, superior a la que encontré en China.

Cruzar una calle es una misión de alto riesgo: Uno, dos , tres…. a correr!!

No hay orden ni concierto, no hay carriles ni semáforos en la mayoría de calles, no hay cruces de peatones como tales….no me extraña que los indios crean en la reencarnación. Aquí veréis un ejemplo del “sálvese quien pueda”, que supone cruzar una calle:

 

 

2. Suciedad y pobreza.

La India es sucio. En la India hay bacterias.  En la India hay enfermedad y pobreza.

Esto es una realidad. Personas durmiendo en la calle, mientras las vacas campan a sus anchas.

 

Lavando la ropa en un grifo público

Lavando la ropa en un grifo público

 

Me acostaba con la imagen de los niños jugando con gomas de neumáticos por la carretera de noche,  a punto de ser atropellados.  Es verlo para creerlo. Por mucho que te lo hayan explicado hay que esar allí.

Uno no puede verse invadido por la pena y el sentimentalismo. Si no estas preparado, un viaje plagado de la compasión, la culpa y la pena, no te va a permitir disfrutar y no merece la pena.

Si tienes la mínima duda de que te va a impactar la India por estas razones, entonces es que no es tu momento para visitar la India.

IMG_1786

Cableado por las calles de Delhi

Una vez asumido que allí se vive así, y  no vas a poder cambiar nada en tus “vacaciones”, para poder impregnarte  y disfrutar la India, tienes que esforzarte por intentar entender su cultura, sus costumbres, sus inquietudes.

Tienes que intentar sentir como ellos sienten.

En la India también hay muchísima contaminación, sobre todo en las ciudades como Delhi ( debido a la superpoblación, y el volumen de coches) Es muy probable que cuando estornudes al llegar al hotel, te encuentres con que tus mocos son…… negros!!!!

 

En una calle cualquiera, no cabe un alfiler

En una calle cualquiera de Delhi, no cabe un alfiler

Al terminar el día, lo mejor es buscar un buen lugar para darte un  masaje Aryuvédico o hacer Yoga.

De vez en cuando, te pica todo, y por mucho que te rasques, la sensación de suciedad no desaparece.

Tip: Llevar un desinfectante para aplicarlo regularmente, junto con toallitas para el baño, y calcetines de repuesto (en todos los templos y lugares sagrados te toca quitarte los zapatos) te ayudarán a aliviar ese agovio psicológico.

Porque al final es psicológico, si vigilas en la alimentación, te alojas en hoteles con un mínimo de calidad, volverás con un montón de bolsas llenas de ropa sucia “contaminada”, pero no te va a pasar nada.

Mi mayor preocupación era la malaria, y al final no tomamos el malarone porque por la época del año y la zona que visitamos era muy poco probable que nos picara el bicho.  Eso si, estábamos todo el día con el repelente huntado en cada hueco de piel.

 

3. Espiritualidad y misticismo

 

IMG_1427

Super Fan de Ganesha

La India es uno de los lugares más espirituales del mundo.

Musulmanes, hindúes y muchas otras religiones conviven pacíficamente

El hinduismo, y todas sus vertientes han sido para mi todo un descubrimiento.  Al no tener un libro con reglas, ni un único criterio, permite absorver muy bien todas las demás religiones, en la idea de que es directamente desde el Cosmos o Universo, donde los dioses se encuentran en la Tierra, de donde todos veninos y al que todos volvemos.

Es impresionante la fuerza con que la religión,  domina la vida y la muerte de todos los indios.

La religión impregna la cultura de castas, el matrimonio, la protección a los animales y demás seres vivos de la Tierra, y está plagada de ritos y supersticiones de lo más variopintos. Son más de 30o millones de dioses indios, con sus leyenda, con sus reencarnaciones.

 

Purificaciones en Lago Sagrado

Ceremonia de purificacion  en Lago Sagrad0 al Atardecer

 

Si tu crees que hay algo más allá, es en la India donde vas a poder sentir una paz interior y una conversación directa con tu espiritualidad, sin prejuicios ni distinciones.

Si tú sientes esa magia, y consigues olvidarte del resto de las cosas negativas, después de volver de la India, nada volverá a ser igual.

 

4. Monumentos, Templos y Fuertes

La riqueza cultural, monumental y arquitectónica es increible. Y no se limita al Taj Mahal.

Que sí, que el Taj Mahal mola, sobre todo cuando no hay niebla :P…. pero en la India, hay muchísimo más.

 

 

Taj Mahal con niebla

Taj Mahal con niebla…aun así es precioso!!!

 

Fuerte de Agra

 

Para entrar en los monumentos, hay que pagar una entrada, que para mi decepción se quintuplica y a veces hasta más, el precio que pagas como “foreigner” o extranjero, que el de los locales....

Si en España se hiciera esto, se iba a liar muy parda,… pero “India, is different”

 

IMG_1795

 

En los Templos hay que guardar respeto y son bastante estrictos, con muchas NORMAS, a veces sin demasiado sentido, que se contradicen en unos sitios y otros:

  • No sacar fotos a las imágenes de los Dioses. En muchos casos, ni si quiera te dejan entrar con la cámara, o bien te la cobran a parte, incluso a precio superior de persona adulta.
  • En todos tienes que entrar sin zapatos.
Guarda-zapatos en Pushkar

Guarda-zapatos en Pushkar

  • En los Templos de la religión SIJ, además tienes que entrar descalzo (calcetines fuera!) , y lavarte los pies en una pila de un color un tanto extraño antes de entrar.

Sé de alguno que por esta causa dejo de entrar algunos sitios especiales. No te va a pasar nada: ni te va a morder una piraña al mojarte los pies en la pila, ni te van a tener que amputar el pie.

Como mucho cogeras unos hongos como los que puedes coger en la piscina pública del pueblo o en las duchas del gym.

Tip: Vienen muy bien las toallitas y el desinfectante después de pasar por la pila.

  • En algunos Templos no te dejan entrar con artículos de piel, ni con la mochila. Hay taquillas, donde previo pago guardaran tu mochila y cinturón.
  • ¿Qué he hecho yo para merecer esto?

    ¿Qué he hecho yo para merecer esto?

    Las mujeres tienen que llevar los hombros cubiertos y la cabeza en muchas ocasiones también.

  • En los templos musulmanes a la mujer, le dejan unos batines que son un sacrilegio para cualquier fashionista y te obligan a pasear de esta guisa por el Templo. Por lo menos, podían buscar a una estilista para que actualice los estampados, podría presentarse una denuncia contra la dignidad de la moda…. y si no que le pregunten a Pelayo Diaz de mi “look mezquita”, a ver que opina. Hasta mi abuela,  en paz descanse tenía batas más glamurosas. No  me extraña que hubiera indios, que se quisieran hacer fotos con nosotros.
  • En algunos sitios para rezar, hay entradas diferentes para los hombres y para las mujeres.
  • Si coges flores para las ceremonias religiosas, vigila: estará cerca el “listo de turno” para liarte con el rezo sagrado que terminará casi seguro con “tensión asexual resuelta” con no quererle pagar las burradas que te pida después.
Enlight1(16)

Flores y cocos para ofrenda religiosa

 

5. Yoga y Meditación

El origen del Yoga y la Meditación, tan de moda en occidente, proviene de la India.

Si te gusta todo este rollo, estas de suerte. En la India, encontrarás muchos sitios para practicar Yoga, que lejos de lo que se piensa, no es algo aburrido para dormir abuelitos, sino que requiere mucha elasticidad y forma física.

Este es la sala de PRAKASH en Udaipur, donde hice una de las mejores clases de Yoga que he hecho hasta el momento.

 

Prakash Yoga

Clase de Yoga en Udaipur

 

Y aunque lo intenté, no pude hacer todas las posturitas elásticas del profesor “Prakash”, quien me animo a cada día esforzarme un poco más, y aseguró que si era constante, iba a conseguir mayor elasticidad y salud física, y además me dio consejos de nutrición, que voy a intentar aplicar en mi día a día, porque el Yoga consigue relajar la mente y ser consciente de tu cuerpo: “mens sana in corpore sano”.

También hay cursos y semanas de meditación para conseguir “encontrarte a tí mismo”, lo que se conoce como tu “paz interior”. Allí tienes que pasar una semana sin hablar con nadie, viviendo en una habitacioncita sencilla, y haciendo meditación y yoga durante horas.

Si tienes curiosidad por estos cursos de meditación, os dejo la experiencia de mi amiga Vero Boned en un intensivo de Vipassana de 9 días.

VIPASSANA EXPERIENCE By SinMAPA

 

6. Zoo urbano

Sin necesidad de ir a un Safari fotográfico, (que si estas interesado, haberlos “haylos” también en la India) simplemente paseando por las calles de cualquier ciudad en India, puedes encontrar, como quien no quiere la cosa:

Vacas con joroba o sin ella… comiendo entre los escombros o simplemente dando por culo; perros deambulando sin rumbo fijo, loritos , ardillaspavos reales (símbolo de la India), monos quitandose piojos, camellos deseando darte una vuelta, cabritas entorpeciendo la circulación… elefantes para turistas…y un largo etcétera.

 

Policía bailando “el Venao” para controlar Cabritas por la calle en Jaipur

 

Vamos, que si tu ilusión es ver animales en libertad, y urbanitas..¡la India es tu sitio!

Eso sí, no esperes encontrarlos con el lustro y pelaje del chihuahua de la Paris Hilton.

Y lo curioso, es que esos animales campan a sus anchas, no sólo por ciudades, sino también por carreteras y autopistas con el riesgo de accidente que ello supone.

 

IMG_0479

Paseando como si nada por la carretera

 

Pero“India is different”, los primeros días alucinas con cosas como estas, luego ya lo ves normal.

IMG_1257

Sí, aunque parezca increible ves normal encontrarte una vaca como estas mientras caminas por la calle…como lo oyes.

Los animales son sagrados, para ellos están a un nivel superior.

A mí, no deja de sorprenderme que son capaces de pasar hambre o tener problemas de nutrición, antes que comerse una vaca.

La mayoría son vegetarianos.

Y sólo por experimentar estas SENSACIONES Y MOMENTOS, merece la pena dejarse caer por India.

Estos y muchos otros más, porque hay tantos relatos de la India, como personas. Cada uno lo vive de forma diferente.

El sistema de castas, los múltiples dioses y ritos, y la forma de vivir de un país tan poblado como pobre, donde cerca de un tercio de la población, se encuentra en el umbral de la pobreza extrema, contrasta con la sonrisa de sus niños y ancianos.

Para mí ha sido uno de los viajes que más me ha marcado, y sí, estoy deseando volver.

Y esto es mi opinión, y en este caso que es tremendamente subjetiva, mucha de la gente que conozco y ha estado en la India no opina igual. Es igual de respetable.

Y eso es lo bonito, que todos somos diferentes, lo que a uno le fascina, a otro lo repele, y que podamos compartir cada uno nuestras experiencias, para que cada uno conforme sus gustos y preferencias, elija su destino viajero.

Nada es mejor que peor,  si quieres mi consejo,  vete a la India. 

Creo que es un destino al que todo viajero tendría que ir, sólo para verlo al menos una vez en la vida.

Y luego ya si eso, opinas.

XoXo.

Pilar On Board.

 

14 Comments

  • INMA dice:

    Pilar, estoy totalmente de acuerdo con tus impresiones; es un viaje que hay que hacer al menos una vez en la vida, pero antes de partir, has de prepararte para una experiencia dura e intensa, en todos los sentidos. Y, sobre todo, es importante haber visitado previamente algún otro país asiático, pues viajar a la India sin haber pisado antes otros lugares de Oriente, se puede hacer muy cuesta arriba.
    India es un destino que nunca te va a dejar indiferente y que, en mayor o menor grado, va a cambiar tu percepción del mundo.

    • Gracias por comentar!! Totalmente de acuerdo Inma, llegar a la India sin haber estado en Asia, puede provocarte la creencia errónea de que todo Asia es así, y alguno no querer volver!! India es completamente diferente a cualquier otro país del mundo, y hay que ir preparado para vivir momentos que nunca olvidarás, algunos para bien y otros no tanto. Un abrazo viajero!

  • ¡Qué de contrastes! Me ha gustado mucho leer tu artículo y ya me da hasta “impresión”, aunque sé de lejos, que no será nada comparado como vivirlo en primera persona. En unos meses esperamos poder estar conociendo todo el país, y si quieres que te sea sincero, durante este tiempo me estoy preparando mentalmente para que el impacto no sea tan fuerte… ¡Seguiré leyéndote! :)

  • Kris dice:

    Bueno Pilar… ya sabes mi relación con India. Me ha encantado leerte porque cuentas muchas cosas reales con la que cada día el viajero tiene que enfrentarse y que hacen que muchos no quiera volver.
    Pero difiero en una cosa. No creo que sea un viaje que hay que hacer. Es un destino como cualquier otro. Habrá gente a la que le apetezca vivirlo pero otros muchos no se sentirán en absoluto atraídos por este país. En ese caso es mejor no ir e invertir ese tiempo en otro lugar que atraiga más.
    Es mi humilde opinión.
    Un abrazo

    • Gracias Kris!!! He venido tan hipnotizada por la India que ya no soy objetiva!! Al final esta claro, que cada uno haga lo que quiera…. los hay que son muy felices repitiendo cada año con la playa… no les hables de coger un avión!!!Nada es mejor o peor. Pero en mi opinión insisto que no es un destino como cualquier otro, es diferente y es mucho más que un viaje.
      Y por eso animo a conocerlo. Porque te cambia por dentro.Nos volvemos otra vez??

  • Dani dice:

    No te imaginas lo identificado que me siento con el 99% de lo que dices. Menos lo de timar, que yo la verdad es que en ningún momento he tenido la sensación de que quisieran timarme, el resto de sensaciones no podría haberlas descrito mejor. Además, parece que hemos hecho un viaje muy parecido casi al mismo tiempo jajaja. Y no sé tú, pero yo llevo 3 semanas diciéndole a todo el mundo: “India me ha fascinado, es como estar en un documental de La 2, es otro mundo, pero… no se lo recomiendo a cualquiera”.

    ¡Ah! Y qué genial que hables de los animales, a mí es de las cosas que más me sorprendieron y gustaron (y que no había leído por ninguna parte).

    ¡Saludos!

    • Hola Daniel! No sabes lo que me alegra que compartamos opiniones! Veo que eres de los que vuelves profundamente enamorado de la India, ya somos dos!!
      Lo de los timillos en nuestro caso es un clásico, somos como imanes.pronto espero empezar a explicar las anécdotas más graciosas…pero estoy contigo que es excepcional
      Gracias por pasarte a comentar!!

  • Laura dice:

    Estoy fascinada de lo bien que lo has resumido y explicado todo, me he sentido super identificada!! Tal y como dices, India is diferent y si…yo tambien recomiendo a que todo el mundo viaje para conocerla cuando se sienta preparada
    Visitar sin juzgar y mirandotela con ojos no occidentales, esta es la unica forma (a mi entender) de disfrutar de todo lo bueno que te puede ofrecer. Si no eres capaz de ver mas alla de la suciedad de sus calles y la pobreza…India te hara pasar un mal rato.
    Como bien dices, nos ha tocado vivir realidades distintas a todos ellos, pero no por eso debemos creernos superiores y dar lecciones, porque si una cosa me llevo de India es que a los occidentales nos gusta presumir de muchas cosas y al final, somos tan estupidos y pobres de mente que nos perdemos la belleza de las cosas mas senzillas…
    Me llevo de India las sonrisas y la dignidad de la gente y si…yo tambien estoy deseando volver

    • Hola Laura!! Que ilusión recibir comentarios como el tuyo!! Si has estado en la India, sabes que todas estas situaciones se dan, y muchas más. Cada día es una aventura, y si eres capaz de abstraerte de lo material, superficial, la India es fascinante lo mires por donde lo mires. Para bien o para mal, no hay otro lugar en el mundo igual. Así que ya sabes cuando quieras, nos volvemos para la India!

  • Ruthy'n'Ruta dice:

    Buenas! Acabo de leer tu post porque yo viajé a India en Octubre-Noviembre 2011 después de toda una vida idealizándola y mitificándola, y quedé impactada, pero para mal.
    Puedo decir que es el único viaje del que he vuelto a casa con verdaderas ganas ya de volver, pero con la diferencia de que yo no estuve 9 días como tú, sino 25, y estaba deseando quitarme toda esa contaminación y sensación de suciedad de encima.
    Si bien es verdad que después de un buen periplo por Rajastán no tuve realmente ganas de volver a casa hasta que regresé a Delhi, esos últimos días se me hicieron cuesta arriba ya que mi sensación era que ya no tenía nada más que hacer allí; las distancias, la ciudad, la contaminación… me abrumaban y mis ganas por realizar más visitas rozaban ya la desgana más absoluta, creo que nunca había sentido eso durante un viaje ni lo he vuelto a sentir, al menos de esa manera.
    Aún así, después de un tiempo de “desintoxicación”, he de decir que hace tiempo resurgieron en mí las ganas de volver y realizar otro tour diferente, ya que India es tan grande que ni en varios viajes podríamos abarcar ni una mínima parte de su territorio y por tanto de sus gentes, que tan semejantes y tan diferentes son de una región a otra.
    Curiosamente fue, por entonces, mi puerta de entrada a Asia, al Asia Mayor me refiero (ya había viajado anteriormente por medio Oriente), y muy al contrario de quitarme las ganas y la ilusión de ver otros países asiáticos, las acrecentó.
    Después de India, cualquier otro viaje por Asia (Tailandia, Vietnam, Camboya, Corea y Japón) han sido una balsa de agua, en sencillez, sensación de limpieza, dificultad durante el viaje, etc, etc… Después de viajar en sus trenes, después de lidiar con los gerentes de los “hoteles”, después de tanto regateo con los tuk-tuks, después de tener una legión de buscavidas por detrás intentando cobrarte o venderte de todo… te sorprende cuando vas a otro país asiático que “pasen” tanto de tí, por decirlo de algún modo.
    Es cierto que después de un tiempo en India te acostumbras, el día a día se convierte en “lo normal”, y casi te das cuenta que te estás convirtiendo en “un local” cuando ya te da igual cómo lleves la ropa o el calzado y te das cuenta que cualquiera de ellos va mejor vestido o aseado que tú, que llevas más de 2 semanas con las mismas ropas, que ya han cambiado de color aunque las hayas lavado, y cuando miras a los otros turistas como si ellos fueran los “guiris” y no tú, que ya te has convertido en uno de ellos.
    Volví asqueada, es verdad… pero volvería sin dudarlo. Aunque yo es cierto que esa “espiritualidad” de la que habla tanta gente no la sentí; mucha religión sí, pero espiritualidad bien poca, y también mucho occidental haciendo el hippie a evitar, para mi gusto.

    • Hola Ruth! Te entiendo perfectamente, y por eso me he decidido a escribir este artículo mostrando una realidad no tan mitificada de la India, te puedo decir que mi chico Jordi, el viaje lo ha vivido de manera completamente diferente, y mientras a el de 8 días le han sobrado 4, a mí me han faltado como mínimo una semana más…aunque no se arrepiente de haber ido, no creo que vuelva o por lo menos a corto plazo. Yo me volvería a ir mañana mismo.
      La espiritualidad depende de cada uno, la mayoría de gente que conozco no lo ha sentido tanto como yo, tengo que reconocer que soy muy creyente, me encantan las energías y el hinduismo me ha fascinado…. pero esto es muy personal y subjetivo. Lo importante que podamos comentarlo y que cada uno decida que es lo que le gusta y que no..Un ejemplo es el puenting, nunca lo haría mientras que otros adoran esa adrenalina. Me encanta que a pesar de todo, tengas ganas de volver, rutas en la India hay miles, y el Sur dicen que es más paradisiaco en la zona de Kerala.
      Mil gracias por pasarte a compartir tus opiniones, es un gusto compartir experiencias viajeras, y en este caso poder corroborar que la India, para bien o para mal, no deja indiferente a nadie.
      Un abracito viajero!!

  • María Jesús dice:

    Yo también he recibido opiniones de amigos que han estado allí y me dicen lo mismo, que es un viaje muy bonito pero que es duro por las desigualdades y la pobreza que se ve en las calles.
    Que hay un periodo en el que te cuesta aclimatarte y que si no lo superas y te vas, te pierdes lo mejor de la India.
    Supongo que es cuestión de probar, como todo.
    Muy interesante, me ha gustado mucho leerte.
    Muchas gracias!

    • Hola María Jesus, que contenta me pones cuando me dices cosas tan chulis!
      Cada uno somos un mundo, hay quien sale cada mañana a las 7 a correr y otros que lo aborrecen. La India, no va a dejar indiferente a nadie por muy viajado que se esté. YO soy de la opinión de que las cosas hay que conocerlas para después opinar. Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *