OLLANTAYTAMBO, mucho más que una estación de tren

Enlight3 (7)

OLLANTAYTAMBO, es mi ciudad elegida para empezar las entradas de Perú. Y ¿por qué?

No sólo porque Ollantaytambo es uno de los últimos yacimientos arqueologícos en los que la ruina no es sólo un espacio para visitar y ver “piedras” con historia.

Todo el pueblo en sí es una Ciudad Inca, y a pesar del turismo, hemos encontrado allí, uno de los pueblecitos más auténticos del Valle Sagrado y en los que bien merece la pena pasar unas horas paseando e incluso una noche.IMG_0535

Ollantaytambo es también la ciudad en la que todo viajero pasa, para coger el tren para Aguas Calientes, monopolio de dos empresas que ni si quiera son peruanas y que son un auténtico robo….. pero que salvo que tengas tiempo suficiente para hacer todo el Camino Inca andando, vas a tener que pasar por el aro SI o SI.

No hay escape, si no te la clava “INCA RAIL”, te la mete “PERU RAIL”, asi que más vale que compres tus billetes con anticipación para pagar como mínimo 80 dolares por persona, digo como mínimo porque como te descuides rápido los boletos suben a 100-110 por persona. Los trenes y la calidad de su servicio, del siglo pasado.

Sí amigos,  llegar hasta el Machupuchu, de forma rápido, no es una maravilla al alcance de todos los bolsillos.

Cómo llegar a Ollantaytambo

A Ollaitaitambo llegamos desde Pisac.

En carretera hacia Ollanta con nuestro taxi

En carretera hacia Ollanta con nuestro taxi

Merece la pena, si puedes permitirlo hacer el trayecto en taxi o chofer privado, desde Cusco, parando en Pisac y Chinchero. Nosotros fuimos en vehículo privado con la empresa www.transporteturisticocusco.com

Tanto por mail, como incluso por Washap, os podeis poner en contacto con Samuel, que os hará un presupuesto adaptado a vuestras necesidades para que no os tengáis que preocupar de nada. Mucha profesionalidad y confianza.

Nosotros hicimos paradas desde Cusco, en Pisac, las ruinas y su mercado, y después en Ollantaytambo.

También tienes la opción de salir en una VAN o taxi compartido desde la calle Pavitos de Cusco, no es tan cómodo pero si más barato, eso sí, vas con el tiempo y paradas que ellos delimitan.

 

Qué hacer en Ollantaytambo

Vuelvo al tema originario, que siempre me voy por las ramas, el caso es que al llegar a Ollantaytambo, el tiempo se detendrá para tí, y desearas pasar las horas sentado en su plaza o paseando por sus calles.

1. Conjunto arqueológico

Las ruinas arqueológicas, (no tienen pérdida) nos muestran lo que fue un notable centro administrativo, que cumplió también funciones militares y de fortaleza.

Se pueden observar sus murallas que protegen una antigua civilización entre montañas, y que fue escenario de batallas y testigo algunas de las derrotas incas más sonadas, a mano de los conquistadores españoles.

 

IMG_0462

 

Las piedras incas fueron traídas desde Urubamba  ( 6 km de Ollantaytambo) , en una importante labor de ingeniería para poder trasladarlas hasta Ollanta debido a su enorme tamaño. Los incas tuvieron que cambiar incluso, el curso del río.

 

Enlight2(13)

P1120848

Enlight5(6)

Para entrar al conjunto arqueológico de pago, para el que tienes que tener el Boleto Turístico, bien el parcial de la Zona Norte (70 soles) bien el general (120 soles) y abren de 07 a 17,00.

De forma gratuira puedes caminar hasta las ruinas de la montaña (se pueden divisar a lo lejos desde las terrazas del recinto de pago), bien en caminatas organizadas bien por tu cuenta, si tienes tiempo puedes dedicar unas horas a disfrutar de las vistas y de yacimientos tan importantes para la historia de Perú.

 

Enlight4(8)

2. Pueblo Inca Vivo

Sin dudar el valor arqueológico del yacimiento, lo que a mí me conquistó de verdad, es pasear por el pueblo en sí.

Enlight1(11)

Es una auténtica maravilla.

Se mantienen, conservando su construcción original, los edificios que habitaron los nobles Incas.

En algunas de sus calles estrechas, que aparentemente aún conservan sus nombres incas, se mantienen los canales de agua, por donde discurría el agua limpia y potable para el uso de la población.

Albergues, restaurantes, lavanderías, casas espirituales de meditación, retiro e incluso yoga. Y lo que más me sorprendío :“las chicherías”

Parece increíble que en el lugar de paso para coger el tren a Aguas Calientes, pudieramos sentir una calma tan placentera.

Opinad por vosotros mismos:

 

 

P1120800

 

P1120780

Mochileros descansando en la Plaza de Ollanta

P1120784

Cotilleando en el interior de un albergue en Ollanta

 

IMG_0434

Calles de Ollantaytambo

3.-Centro Andino de Tecnología Tradicional y Cultura de la Comunidades de Ollantaytambo
(CATCCO)

A escasos metros de la plaza principal, encontramos este museo didáctico, situada en la que fue una casa tradicional de los ancestros incas, y donde se puede entender toda la historia de Ollantaytambo.

Además la comunidad organiza caminatas o trekkings, en las que cuentas con guías turísticos y que van de 3 a 7 horas para visitar los alrededores, Haciendas, y otros vestigios históricos.

Dirección: Patacalle s/n, Ollantaytambo, Urubamba.
Horario de atención: Martes a domingo de 10:00 a 13:00 y de 14:00 a 16:00 horas

4.- Turismo vivencial en Willoq y Patacancha

Foto:www.incatrailexplore.com

Foto:www.incatrailexplore.com

A menos de 30 km desde Ollantaytambo, si tienes más días libres y quieres disfrutar de una experiencia diferente, es de destacar la posibilidad de practicar lo que se conoce como “turismo vivencial” en las comunidades andinas de Willoq y Patacancha.

Sus habitantes han conservado el estilo tradicional de vida de los primeros comuneros andinos y no sólo visten sus trajes, sino que también muestran sus costumbres y tejidos al visitante, al que permiten en jornadas de un día participar de sus actividades.

Se pueden contratar desde  el CATCCO, y también desde cualquier agencia de Turismo Responsable tanto en Cusco como en Ollantaytambo.

5.- Laguna de Yanacocha

Laguna

Foto: actualidad ambiental.pe

Es un depósito natural de agua, en la provincia de Urubamba. Es posible acceder de forma gratuita en un trekking de unas 4 horas aproximadamente, desde la casa hacienda Huayocari, desde donde se iniciaria

Es un atractivo natural, que presenta la peculiaridad de que el fondo de la laguna es de color negro, debido a la presencia de ticna negra.

Nosotros no tuvimos más tiempo, pero es otra de las posibles caminatas a hacer desde Ollanta, y aquí la dejo para el que viaje sin prisas, y le guste la naturaleza.

 

La chicha de Jora.

Para terminar, otra de las cosas que puedes hacer en Ollantaytambo, y que nosotros descubrimos en vivo y en directo, sin buscarlo son las tradicionales “chicherías”.

La chicha es la bebida cuyo jugo se extrae del maiz o choclo”, según lo llaman los peruanos.

En su versión refresco, tenemos la chicha morada, dulce y buenísima para cualquier hora del día, está en todos los restaurantes y cafeterías y es muy barata cuesta de 1 a 10 soles según la alcurnia y categoría del sitio.

La chicha de jora, en cambio es la versión más canalla del refresco, o para que nos entendamos, la que lleva alcohol.

P1120788 Es una bebida tradicional inca, hecha a partir de la fermentación del maiz.

Su receta y fabricación en las llamadas “chicherías”, se transmite de generación en generación. Normalmente son las mujeres las que se encargan de este oficio.

Las chicherías, no son establecimientos oficiales. No tienen carteles, ni menus, ni nada que las identifique, de ahi que molen tanto.

Se reconocen porque en su puerta hay un palito, tipo palo de escoba, que lleva una bolsa roja o globito rojo.

Es ese alo de misterio, el que dentro tampoco haya mucha luz, ni florituras, lo que las hace tan especiales. Eso sí tampoco hay ningún control sanitario de lo que allí vayas a consumir. Todo muy “de andar por casa”

Entramos en una de las chicherías a eso de las 15,00 de la tarde después de comer.

P1120791

Le dijimos a la dueña que nunca lo habíamos probado, y que al día siguiente visitabamos el Machupichu…. una sonrisita desveló que a lo mejor no era buena idea…Como no queríamos tener que echar mano del Fortasec en la subida al Huaynapichu al día siguiente, no nos atrevimos.

El mal del altura, y las advertencias e historias de locales, entre ellos Cristian, el taxista que nos llevó, y la misma dueña del local, que afirmó que si teníamos el estómago delicado y estabamos con soroche mejor no tentar la suerte.

Por lo que nos  explicaron, no es tan fuerte como el Pisco, sino que esta bebida blanquecina tiene unos 3 o 4 grados, y  al parecer termina su fermentación en tu estómago. Por lo que según dicen, tu vas bebiendo como si nada, y cuando te quieres levantar te da lo que los peruanos conocen como diablos azules” , el efecto del alcohol te sube de golpe..lo que llamaríamos “subidón” de chicha.

Nosotros nos hicimos “caquita”, como ya nos paso en China con los bichitos del Mercado Nocturno de Donghuamen (pincha AQUÍ para ver el Post) y preferimos seguir nuestro rumbo al Machupichu sin degustar la Jora.

Me arrepiento sí, pero gracias al sentido común de Jordi, reacio a los mejunjes, y los propios avisos de los lugareños, nunca sabre, si me libre de una buena “colitis”, o de una buena “cogorza”.

No quise tomar fotos del interior de la chichería, me pareció invadir una intimidad de los que allí tranquilamente degustaban sus chichas, y más sin beber nosotros. Me resultó un poco violento fotografiar instantes tan personales, y  a personas tan peculiares… y ebrias!!! :)

P1120848Así que sólo queda que vosotros podáis descubrir por vosotros mismos, esta tradición peruana tan peculiar.

Y esta fue nuestra breve visita a Ollantaytambo.

En nuestra particular visión de este pueblecito de camino al Machupichu, os dejo este TIP : reserva con tiempo el último tren de vuelta de Aguas Calientes a las 19, una vez termines de visitar la maravilla, y qúedate a dormir una noche la mona de la “jora“, en alguno de los albergues con encanto en Ollanta, el lugar donde las ruinas incas se pueden habitar.

 

XoXo.

Pilar On board

 

4 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *