¿Es seguro visitar Francia tras los atentados de París?

Sur Plaze Les Terraux

Esta entrada la escribo con un sentimiento de impotencia que es difícil explicar con palabras.

Este año buscando destino para el puente de Diciembre, descubrimos que en esas fechas en Lyon se celebra cada año la Fiesta de las Luces.

Es un festival declarado Fiesta de interés cultural, en la que los principales edificios de la ciudad se iluminan y se crea un espectáculo de luces y efectos especiales.

Todo ello acompañado de conciertos y obras de teatro, hacen que la visita a Lyon en esa fecha, tenga ese plus añadido por la ilusión de disfrutar de una fiesta tan mágica.

Aquí teneis ejemplos de otros años:

 

Foto: universal.com

Foto: universal.com

 

Foto: france-voyahe.com

Foto: france-voyage.com

 

Foto:france-voyage

Foto:france-voyage

 

Contentos al comprobar que había plazas con EasyJet desde Barcelona a un precio baratísimo,   LYON y la fiesta de las luces fueron nuestro destino para este Puente de Diciembre.

Mas información para otros años en  http://www.fetedeslumieres.lyon.fr

Sin embargo, tras el 13 de Noviembre  y los horribles atentados terroristas de París, Francia se declaraba en estado de emergencia. Ello hizo que no fuera seguro, y conveniente celebrar este año la Fiesta de las Luces en la forma poética y tradicional habitual.

La semana siguiente, se cancelaba la Fiesta de las Luces.

Ante la noticia , y los acontecimientos vividos el fin de semana del 13N, hubo momentos de desconcierto, nos pasó algo parecido que cuando dijimos que visitábamos Egipto en el 2.011: ¿estáis seguros?,¿no podéis cambiar de destino?, “las cosas están muy movidas ahora, ya iréis al año que viene”…a cada uno que le decíamos que nos íbamos a Francia nos increpaban con algo así, como si fuéramos unos intrépidos e irresponsables, y nos estuvieramos dirigiendo al matadero.

Lo que contestaba y mantengo es que el riesgo potencial o real, de sufrir un atentado terrorista, ahora mismo en Europa, no libera a ningún país.

Finalmente seguimos adelante con nuestro viaje, sin perder la ilusión, y desde aquí digo, con voz alta y clara que SE PUEDE Y SE DEBE seguir viajando a FRANCIA si es lo que te apetece,  así como cualquier otro país Europeo, ya que lo que no se puede permitir es que el miedo a los terroristas cambie nuestro ritmo de vida,  que es lo que a ellos les gustaría.

Mis sensaciones personales , tras visitar LYON, ciudad maravillosa a la que le dedicaré su POST  propio,  son las siguientes:

1.- La seguridad se ha intensificado en todos los puntos calientes de la ciudad . Hay militares con metralletas en la entrada y salida del aeropuerto, y en las plazas y entradas de metro principales.

Lo que pudiera parecer intimidatorio , da una sensación de tranquilidad y protección.

2.- En cualquier momento te pueden registrar, sin necesidad de orden judicial.  Se recomienda que lleves tu pasaporte siempre encima y los datos del hotel o apartamento donde estas alojado.

En la plaza Croix Rousse,  que es un barrio bohemio y multicultural, fuimos testigos como la policía francesa obligaba a abrir el maletero y registraba un BMW que había aparcado en la puerta de un edificio, cuyo propietario de origen árabe, permitía resignado.

3.- Hay que ir con tiempo en los aeropuertos. A toda persona que entra y sale de Francia, se le registra en un ordenador, uno por uno, aun con Pasaporte europeo y como no hay mucho personal, (dos policías) y el proceso de registro es manual, ya os podéis imaginar las colas.

Por lo que trata de ir como mínimo con media hora o una hora de antelación a lo habitual.

4.– Por último y por desgracia los prejuicios han aumentado.  He comprobado que en el transporte público:  metro,  tranvía y autobús, es muy difícil controlar quien sube y quien baja. NO se puede poner un policía en cada autobus o metro y los nervios están a flor de piel.

Lo que tampoco es justo señalar y juzgar a cada persona con el pañuelo o rasgos musulmanes… pero el miedo es un sentimiento libre y la prensa no ayuda, con eso.

La preocupación  se respira en cada autobús, en cada vagón… cuando un árabe entra  con  una mochila colgando del hombro … es muy injusto, lo sé.

No se puede meter en el mismo saco a todo el pueblo musulmán. No se puede. 

Os cuento lo que nos pasó, volviendo a casa en el METRO , dirección  CROIX-ROUSSE.

Derrepente , hubo un apagón, y quedó parado el metro y apagadas las luces. Tras este primer susto, se encienden las luces, y parece que vuelve a funcionar , pero en cosa de un minuto se vuelve a parar.

Estuvimos por lo menos 15 minutos parados, encerrados en el vagón del metro. A tu alrededor, gente de todas nacionalidades, y razas….inevitable no pensar.

Una chica empezó a llorar, mientras, sus compañeros la consolaban. Mientras tanto, caras de preocupación, impaciencia, miradas de los unos a los otros.

Anuncian por megafonía que ha habido un problema técnico y ruegan nuestra paciencia, o algo así creímos entender en francés.

Caras de alivio y sonrisas, yo me entretenía haciéndole muecas a una bebita preciosa que estaba con su papá cerca.

Finalmente, al no tener arreglo la avería,  o pudiera ser que por el nerviosismo en otros vagones, empiezan a desalojarnos del metro, uno a uno.

IMG_8929IMG_8932

IMG_8934

 

Saltamos a las vías y andamos, por suerte no mucho tiempo, en el subsuelo del metro,  enseguida salimos a la parada anterior a la nuestra.  Todo ha quedado en lo anecdótico.

 

Los terroristas no han podido impedir que en Europa se siga con el mismo ritmo de vida, que la gente siga montando en metro, en bus, asistiendo al cine, conciertos, yendo a ver partidos de futbol.

 

 

Para evitar el peligro de las masificaciones, este año se suspendió la Fiesta de las Luces, pero no toda…

El día 8 de diciembre, en homenaje a todas las víctimas,  Lyon se iluminó un año más.

En las fachadas de los edificios emblemáticos, se reivindicaba la libertad, la paz, y se rendía culto a las inocentes victimas de la barbarie , dejando la huella con sus nombres dibujados en las fachadas principales.

Es tradición que en todos los hogares se enciendan velas en las ventanas el día 8 de diciembre, y este año,  con todas las  velas  que se vendieran en la calle,  sus beneficios  se destinarán en solidaridad a las victimas de los atentados.

Fue un acto tremendamente bonito y emotivo. Dejo algunas de las hermosas fotos que publica www.lyon.fr/

Sur Plaze Les Terraux

Plaza Les Terraux

 

Plaza de La República

Plaza de La República

 

Orilla del Saona

Orilla del Saona, con la basílica Fourviere de fondo.

 

Desde aquí mis sensaciones y reflexiones de un tema tan complicado como triste.

Para terminar con una sonrisa, os recomiendo una película que vimos el domingo por la tarde  y me ha gustado mucho. Esta relacionada con los prejuicios y la multiculturalidad,  es francesa “DIOS MIO, PERO QUÉ TE HEMOS HECHO?” de Philippe de Chauveron (2.014).  Al tiempo que pasas un buen rato, da mucho que pensar.

Espero que os guste.

XoXo

Pilar On Board.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *